Tuvo sexo con un robot y quedó satisfecha. Es mucho más rico que con un hombre…


Karley Sciortino es una columnista de sexo de VICE y la revista Vogue que se atrevió a hacer algo que no se creía posible. Tuvo sexo con un robot humano hecho completamente de silicón tan sólo para comprobar si “se sentía igual”. Los resultados te dejarán con la boca abierta. Gabriel es un muñeco de silicona 100% anatómicamente correcto con el cual la controversial bloggera y escritora decidió pasar un momento íntimo. “Es completamente indistinguible de uno real” dijo Sciortino sobre el miembro del muñeco.



La cultura de los muñecos de compañía tiene mucho que dejó de ser tabú e incluso cada vez hay más películas y documentales explorando la manera en que las personas se relacionan con estos objetos que a pesar de ser inanimados, funcionan muy bien como la compañía perfecta para ciertas personas. Tras este hallazgo queda comprobado que pueden complacer todas las necesidades de una persona, por más íntimas que estas sean.

Usualmente, los muñecos de compañía son asociados con hombres solteros y solitarios con pocas habilidades sociales, pero también existen mujeres que desean tener ese tipo de compañía. Esto se está convirtiendo en una nueva tendencia en las grandes ciudades, especialmente en Los Ángeles donde se encuentra la fábrica manufactura de estos muñecos.


“Las mujeres que los ordenan están siendo muy específicas en lo que quieren” declaró Matt Krivicke, uno de los propietarios de Sinthetics, la compañía detrás de los muñecos. “



Las mujeres nos piden cosas que van desde la raza, el color de piel, si son musculosos o no y obviamente, el tamaño de su “amiguito”.

Si no puedes ver el video da click AQUÍ



“A la gente le encantan los muñecos que pueden diseñar ellos mismos, así que piden todo tipo de cosas. La cara de niño es muy popular. Poco pelo en pecho pero con mucho vello abajo”


El precio por uno de estos muñecos está alrededor de los $13, 500 dólares, pero aquellos que lo han adquirido dicen que vale cada centavo, ya que estar con uno de ellos es demasiado “real”.


En un mundo donde las relaciones sentimentales son cada vez más difíciles y fugaces, tal vez uno de estos muñecos sea la solución que muchas personas están esperando.


Recomendados
Recomendados