Los 10 castigos más crueles en las escuelas mexicanas. Por eso son las peores del mundo


Ir a la escuela sea en el nivel que sea puede ser tu mejor experiencia o tu peor pesadilla. En este caso, un mal recuerdo de cuando eras estudiante puede que tenga que ver con el acoso mejor conocido como ‘bullying’, siendo este el que escala de manera exagerada terminando con consecuencias fatales. 

El paso del tiempo no ha sido obstáculo para que esta situación mejore o disminuya, al contrario, gracias a la tecnología, el bullying no sólo se ha limitado al patio de la escuela y el salón de clases. 


A continuación hablaremos de los diferentes tipos de acoso que existen dentro del ambiente escolar.

1. Cyberbullying


Con el paso de los años las redes sociales se hicieron más populares y no existe estudiante de la era moderna que no tenga cuenta en por lo menos una de ellas. Desde Facebook, Instagram y WhatsApp este es un medio donde el bullying se facilita debido a que todo sucede a través de una pantalla haciendo que el acosador caiga en el anonimato gracias a cuentas y perfiles falsos.

Esparcir chismes y rumores falsos, así como grabar y subir a las redes cualquier abuso que sufra la persona son los ejemplos más comunes de este acoso. 


2. Bullying  físico


Basta con un simple empujón malintencionado para que sea considerado acoso. Los jalones de cabello, hacer fila india, un zape , el clásico tubo o “ley del poste”  y demás son considerados actos de violencia hacia la víctima. En estas situaciones el bullying se vuelve obvio debido a que el acosado muestra marcas de los ataques. 

3. Bullying verbal


Muchas veces los apodos groseros o llenos de insultos pueden ser tomados a broma por los demás, con excepción de la víctima. Este es llevado a cabo en público para que así la persona acosada sea humillada frente a quienes presencian el acto. El acoso verbal puede ser directamente relacionado con el acoso cibernético ya que los insultos escritos en las redes son una forma de expresar algo que no se dice de manera oral, pero sí escrita.

4. Bullying psicológico


Aquí existe una persecución, intimidación, chantaje y amenaza por parte del acosador hacia la víctima, creando en ella una intensa sensación de miedo y dañando su autoestima.

5. Bullying sexual


Este tipo de acoso no se refiere a un abuso donde existe un encuentro físico entre el acosador y su víctima. El acoso sexual dentro del ambiente escolar tiene que ver con acciones donde acosado se ve situaciones que están fuera de su control, por ejemplo, cuando a una chica le levantan la falda, le bajan los pantalones a alguien o le toman una fotografía mientras hace sus necesidades. 

6. Bullying por exclusión social


Cuando la víctima ignora y logra evadir cualquier acoso mencionado, el abusivo opta por excluirlo de manera social. Esto quiere decir que a la víctima no se le permite participar en ciertas actividades o bien, es tratado como un objeto o alguien que no existe, aplicando lo que se conoce como “Ley del Hielo”.

Desafortunadamente el acoso es una situación que día con día parece aumentar en lugar de disminuir causando que muchos estudiantes lleguen a soluciones extremas con tal de evitarlo o detenerlo, una de las más comunes es el suicidio. La mejor manera prevenir esto es educando y dando la orientación correcta no solo a aquellos que juegan el rol del acosador si no también a las víctimas del abuso para que puedan afrontar la situación sin correr ningún riesgo físico, emocional o psicológico. Puede que muchos recuerden este tipo de cosas con gracia, pero alguien a quien no le dio risa fue a la persona acosada. No está de más mencionar que esto nunca está bien y que hay que ponerle un alto en el momento que se den dichas situaciones.

Recomendados
Recomendados