Le pidió aumento a su jefe, y ahora gana el triple. Mira lo que tuvo que hacer…


No cabe duda que justo cuando pensábamos que lo habíamos visto todo, la vida vuelve a sorprendernos. En esta ocasión te hablaremos de la historia de Aida, una madre soltera de 3 hijos quien nos demuestra que por amor a ellos, una madre es capaz de todo. 



Aida fue abandonada por su esposo justo al nacimiento de su tercer hijo. Sin apoyo de su familia, sola en una Ciudad en donde no conocía a nadie y con tres hijos que mantener, esta mujer trabajaba hasta quince horas diarias en un restaurante con tal de que a sus pequeños nunca les faltara nada, sin embargo, lamentablemente el trabajo poco a poco fue disminuyendo y fue entonces cuando su pesadilla comenzó…




Aida se sintió acorralada, aunque aquella propuesta le resultaba repulsiva, sabía que conseguir otro trabajo en su situación no sería nada fácil. Así que con la renta vencida, los gastos de la escuela y una despensa que surtir, Aida tomó una decisión…



Esta conversación nos fue enviada por la misma Aida,  quien asegura que a pesar de que muchos la juzgan y la llaman “PVTA”, no se arrepiente de lo que hizo, pues una madre es capaz de hacer lo que sea e incluso,  de perder la dignidad con tal de llevar pan a la mesa de sus hijos o de verlos sonreír. 


Recomendados
Recomendados