Las respuestas más aterradoras que los niños han dado. El anticristo ya vive entre nosotros…


La imaginación de los niños no tiene límites; sin embargo, no todo son flores en el campo, sueños de súper héroes, bailes de princesa y ver la vida con los colores del arcoíris. Hay veces en las que los niños sacan su lado oscuro y los adultos entramos en ‘‘shock’’. ¿Cómo haces para controlar a una tierna cara angelical con pensamientos asesinos? 



¿Has sentido ese miedo que te eriza la piel, te acelera el corazón, te moja las manos de sudor y te hiela la cabeza? Exactamente eso sintieron estos padres cuando sus ‘‘dulces e inocentes’’ pequeños les dijeron las siguientes frases: 



1. ‘‘Recordar aquella noche me aterra. Eran alrededor de las 3 de la mañana, estaba durmiendo en mi habitación cuando sentí una presencia extraña. Abrí los ojos y la poca cantidad de luz que entraba por la cocina me dejó ver a mi hija de 3 años. Mirándome a los ojos me dijo: ‘Quiero arrancarte la cabeza’.’’ 


2. ‘‘Aquella tarde calurosa llevé a mi sobrino de 5 años a comprar un helado y a pasear en el parque. Mientras lo balanceaba en el columpio se detuvo y me dijo: ‘Hoy vamos a morir’.’’ 


3. ‘‘Mi esposa y yo llevamos a acampar a nuestro pequeño Jack, de 4 años. Ella se durmió, Jack y yo nos acostamos viendo las estrellas, y de repente dijo: Papá, antes que yo naciera tuve otra mamá y una hermana; estaban bien cuando el carro se llenó de fuego, pero yo no’.’’ 


4. Kelly y Steven decidieron hablar con su hija sobre las partes privadas y enseñarle que nadie tenía por qué tocarla. Sin embargo Sarah, de 3 años, sabía de lo que hablaban y respondió: ‘‘No se preocupen, nadie me toca allá abajo. Ellos intentaron hacerlo, me golpearon y morí pero ahora estoy aquí’’


5. ‘‘Eran alrededor de las 10 de la noche, no dejaba de llover y yo estaba viendo la televisión con mi hija de 4 años. De pronto la señal se fue; mi hija se quedó quieta y sin parpadear susurró: ‘Puedo ver al demonio ahí’.’’


6. ‘‘Aquella mañana fui de visita a casa de mi hermana. Lo primero que hice fue buscar a mi sobrina. La miré sentada, viendo a la nada y pensativa. Le pregunté: ¿en qué piensas?, y dijo: ‘En nada, imagino cómo nado entre las olas de sangre’.’’ 


7. ‘‘Mi mejor amiga iba a salir con su esposo para celebrar su aniversario, así que fui a cuidar a su hija. Catherine me pidió que le leyera un cuento y cuando iba tomar el libro, me dijo: ‘No estamos solas aquí’.’’ 


8. ‘‘Fue un domingo. Mi esposa y yo estábamos descansando en la cama, cuando nuestro pequeño entró, se metió entre las cobijas y mientras abrazaba a su madre, le dijo: ‘Mami, te prometo que nunca voy a masticarte los huesos’.’’ 


9. ‘’Mi hijo estaba por terminar el kinder, así que nos dijeron que les preguntemos ¿qué quieres ser de grande?, a lo que mi hijo respondió: ‘Quiero ser doctor, para ver a los bebés morir’.’’ 


10. ‘‘Aquella tarde la casa estaba muy silenciosa, lo que es muy raro siendo madre de un bebé y de un niño de 5 años. Cuando di una vuelta vi a mi hijo tapándole la boca a su hermanito de 4 meses, y le pregunté: ¿por qué lo haces?, y dijo: ‘Mi cerebro me obliga hacer cosas que no quiero’.’’ 


11. ‘‘Mi hija de 3 años no quería irse a la cama. Después de varias advertencias le dije que lo hiciera o habría consecuencias. Ella me preguntó ‘¿por qué tengo que ir a dormir, papá?’ Le respondí que era muy tarde y que debía descansar. Ella giró la cabeza hacia atrás y señalando con el dedo dijo: ‘¿Y esa niña pequeña por qué no lo hace?’.’’ 


12. ‘‘Me puse a ver con mi sobrina las viejas fotos de cuando asistí al colegio. De repente dijo: ‘mira, es igual que Nicolás’. Le pregunté: ¿quién es Nicolás? Respondió: ‘El niño que vive en mi armario’. Siguió ojeando el álbum con una sonrisa en el rostro. 


13. ‘‘Mi hija dice que tiene una hermana mayor. Todo el tiempo habla y juega con ella. Apenas tiene 4 años y no sabe que su madre perdió una niña antes de que ella naciera’’. 


14. ‘‘Llevé a mi sobrino a la cama. Después de leerle un cuento, arroparlo y darle un beso en la frente, justo antes de apagar la luz me dijo: ‘Oye, no maté a nadie, ellos no tenían que haberme quitado el brazo; fue horrible ver un charco de sangre’.’’ 


15. ‘‘Meses antes de la boda mi novio murió por una bala perdida. Tiempo después fui a visitar a su primito, y al salir y ver su coche en el patio mi mente se llenó de recuerdos y las lágrimas salieron. El niño se acercó y me preguntó por qué lloraba. Le dije que extrañaba a Jade y él contestó: ‘¿Y por qué no vas con él?, está en el porche’.’’ 


16. ‘‘En la guardería hay chicos con mucha imaginación, pero ninguno como la niña que estaba jugando con un muñeco. Primero lo paseó por todo el corral, lo entretenía con juguetes y le cambiaba la ropa. De repente lo metió al horno de juguete. Le pregunté: ¿qué haces? Ella dijo: ‘Nada, voy a prenderle fuego al bebé’.’’


17. ‘‘Mientras dormía escuché gritos de terror. Era mi hijo de 5 años desde su habitación. Corrí rápidamente y al encender la luz, lo encontré pálido y bañado en sudor. Cuando le pregunté qué pasaba me dijo que alguien estaba ahí. Camine por todo el cuarto para asegurarle que no había nadie, y me advirtió: ‘Está detrás de ti’.’’



Recomendados
Recomendados