Dime cómo duermes y te diré cómo eres. Te asustará la precisión.


Saber lo que buscamos es complicado. A veces no tenemos idea de lo que necesitamos porque no sabemos exactamente cómo es nuestra personalidad. ¡Tranquilos! Porque hay ciertos rasgos que, aunque no lo hayas notado, dicen mucho más sobre ti de lo que imaginas. 



Ejemplo de ello es la posición en la que logras conciliar el sueño. ¿No lo sabías? Es muy sencillo, y no lo decimos nosotros sino un interesante estudio realizado por el profesor Chris Idzikowski, director del Servicio de Evaluación y Asesoramiento del Sueño, en el Reino Unido. 




A continuación te presentaremos las seis posturas que este profesor ha revelado. ¿Estás listo para conocer la verdad detrás de tus sueños?

1. Posición fetal


Esta posición recuerda a la que adopta un bebé en el vientre materno, e indica la necesidad de ser protegido. Te muestras como persona dura, fuerte, a la que es muy difícil herir; a veces actúas como si el mundo no te importara, pero en el fondo eres dulce y de buenos sentimientos. 


El acurrucarse al dormir se relaciona con las emociones, con la necesidad de amar a alguien con mucha intensidad. También puede revelar timidez, amabilidad, y es la posición ideal de una persona cariñosa.   

2. Duro como tronco


Hay quienes dicen que duermen literalmente como un tronco, y no es porque sean aburridos y estén en un solo lugar, sino porque son personas rectas en su manera de ser, e incluso pueden ser demasiado confiadas. Son muy sociables y suelen ser muy buenos en las relaciones humanas, les gusta estar rodeados de gente, ser reconocidos, y en ocasiones pueden salir lastimados. 

Son súper buenos para platicar, escuchar y dar consejos, aunque esto puede ser malo a la vez, pues el mostrarse demasiado abiertos otros lo llegan a ver como signo de debilidad.  

3. Como soldadito


Se llama así a la postura en la que la persona se acuesta boca arriba, con las piernas separadas y los brazos estirados al lado del cuerpo, como si estuviera en posición de “firmes”. Si te gusta dormir así, seguramente eres callado, reservado y un poco tímido. Tal vez te cuesta trabajo cumplir tus metas y fijarte objetivos. Sin embargo, luchas por lo que piensas y eres exigente contigo mismo, en ocasiones quizás demasiado. 

4. Nostálgica


Si duermes “de ladito”, con los brazos extendidos y las rodillas semiflexionadas o completamente estiradas, esto es lo que este estudio ha revelado sobre tu personalidad: tu manera de ser es compleja; en ocasiones puedes ser indeciso, cínico y un poco amargado, te cuesta confiar en los demás y a veces prefieres estar en solitario. Tomas las cosas con calma y no te gustan las presiones, pero una vez que te decides es muy difícil hacerte cambiar de opinión. 


Cuando aprendes a conocer a la gente eres súper amistoso y te gusta estar rodeado de gente cercana, aunque no formas lazos con cualquiera. 

5. La estrella de mar


Se le dice así a esta posición porque quien duerme como “estrella” lo hace boca arriba, con las piernas un poco abiertas, los brazos estirados o debajo de la almohada y el cuerpo relajado y blando. Si es la tuya seguramente eres una persona súper amable, adorable y sabes escuchar a los demás. Quienes duermen así prefieren vivir en el anonimato, es decir, se sienten más cómodos cuando no son el centro de atención. Esta es una de las posiciones menos comunes, y se trata de una de las personalidades más nobles y desinteresadas. 

6. Boca abajo o “caída libre” 


Las personas sumamente sociables suelen dormir en esta posición. Se le dice boca abajo o caída libre porque parece que acaban de caer. Esta postura es muy relajada; por lo general colocan la cabeza hacia un lado, los brazos debajo de la almohada y las piernas estiradas o un poco flexionadas. Estas personas son muy intensas, muy sociables y buenas para escuchar. Aman la libertad, no les gusta sentirse atrapadas por nadie y, aunque saben comprometerse, detestan que les digan qué hacer. No son lo mejor para escuchar críticas, pues a veces toman todo excesivamente personal. Sin embargo son muy sensibles y amorosas. 

¿Qué reveló este estudio, sobre tu personalidad?

Recomendados
Recomendados