Con este genial truco, tu ropa interior volverá a ser blanca como el primer día


¿Ropa interior blanca? No importa cuál sea nuestro color preferido para los ¨bra¨ o las pantaletas, nunca falta la pieza blanca, aunque de tu ropero sea la que más te saca canas, porque después… cambia a ese terrible color amarillento. Parece como si llevaras años con lo mismo: las manchas se aferran a la prenda y no puedes aplicarle mucho blanqueador porque la destrozarías; entonces no queda más que tirarla…



¡Tranquila! No tienes que desecharla. La clave está en saber cómo lavarla. No es tan complicado, te toma menos de 10 minutos dejarla con un blanco de anuncio, sólo sigue estas indicaciones: 



Esto es lo que necesitas para blanquear tu ropa. ¡Toma nota! Que no se te pase ningún ingrediente: 


● Agua tibia. 

● 2 cucharadas de sal. 

● 1 cucharada de bicarbonato de sodio.

● 1 cucharada de detergente. 

● 1 recipiente grande. 

Llena el recipiente con agua tibia, agrega las 2 cucharadas de sal, 1 de bicarbonato y otra de tu detergente de uso diario. Mezcla muy bien con una cuchara hasta que se disuelvan. 


Ahora mete la prenda al recipiente -¡ojo!, para mejores resultados no metas más de 3-. Espera entre 15 y 30 minutos, según el percudido de tu ropa. Tállala muy bien SIN sacarla del agua. 


¡Listo! Ahora sólo enjuaga con agua tibia y ponla a secar. 


Este limpiador natural lo puedes usar en cualquier prenda blanca, ¡hasta las camisetas! Créeme, ni los productos más caros en el mercado te darán mejores resultados.



Recomendados
Recomendados