10 heridas horribles pero necesarias que te hará pasar tu novio. La #4 es por tu bien


Cada cabeza es un mundo, lo que te afecta a ti, quizás al resto no le haga ni cosquillas, las heridas son una realidad, sabemos que las relaciones no son de color de rosa, compartir tus días con una persona no es fácil, los problemas son parte del paquete, y sí, muchas veces el amor duele, no sólo con lágrimas, es un dolor en el pecho que te roba la respiración, cuando piensas que no volverás amar, entonces llega alguien a curar las heridas...



Si estás pasando por este horrible momento, seguro no quieres volver a enamorarte en tu vida, te sientes decepcionada, no crees ni la mitad de los halagos, piensas que todos los hombres son iguales, pero ¿Qué crees? Eso que te lastima hoy, mañana será la razón de tu sonrisa. 

Éstas son las heridas que tu novio te tiene que hacer para que seas feliz: 

1. Enseñar tus fotos provocativas. 


¿Se atrevió? Esto de las fotos candentes en mensajes, es algo de las nuevas generaciones, pero ¡Ojo! No te recomiendo que te agarres enviando tus curvas, porque hasta la persona con la que compartiste tantos momentos, que creías especial, en un arranque de coraje puede enseñar tus lindos atributos y traicionar tu confianza. Esa es la lección que tienes que aprender: cuando un hombre está joven, puede ser muy inmaduro y puede enseñar esas fotos que le confiaste. Es por eso que no deberías confiar ciegamente en nadie. Siempre debes ser muy cuidadosa y por eso, te tenemos ese consejo, NUNCA muestres tu rostro, porque no sólo serás la burla de sus amigos, las redes son traicioneras y hasta en páginas para adultos podrías terminar.  

2. Contar tus cosas. 


Pasa más de lo que te imaginas, sé muy bien que llega un punto en el que esa persona se convierte en tu TODO, él sabe hasta los calzones que vas usar mañana, conoce tu lado triste, feliz y medio psicópata, pero ¿Qué crees? Puede que termine contando tus secretos, así que por qué no dejas de ser un  libro abierto y te guardas algunas cosas, recuerda lo que dicen las abuelas, JAMÁS terminas de conocer a las personas, no les des armas para que te ataquen, ser misteriosa es mucho mejor. Es importante que aprendas esta lección: debes saber cuando es el momento exacto para abrir tu corazón y tus secretos con un hombre. Es muy común que cuando una pareja empieza a conocerse, las personas se ponen demasiado intensas y por eso,  "sueltan toda la sopa" muy rápidamente y siempre terminan traicionando esa confianza. 

3. Ahora se come a la chica que criticaba. 


¡Clásico! Primero se la pasaba hablando pestes de esa chica, no le agradaba que estuvieran juntas, decía que no era una buena persona, pero ¡Oh sorpresa! Terminaron y resulta que ahora se entienden muy bien. ¡Tranquila! Esto te servirá para que entiendas, que hasta las mejores amigas apuñalan por la espalda, así que si tu chico hace algo bien en la cama o es detallista, ¡No  lo digas! Porque a muuuchas se les va antojar. 

4. Se metió con otra. 


No hay nada mágico que sea capaz de desaparecer el dolor que causa una infidelidad, los hombres lo ven como un simple revolcón de sábanas, sin sentimientos, pero es el momento en el que la mujer se da cuenta, que todo el tiempo juntos no significó nada, pero ¿Lo mereces? Esta lección te dolerá, pero te servirá para que te valores, no tienes porque soportar un engaño, hay muchos que morirían por estar a tu lado y tratarte como su única opción. ¡Piénsalo! 

5. Te mintió. 


No hay nada peor que enterarte de que tu chico te miente, desde las cosas más mínimas como decir que está en un lugar, cuando no es así, que ya no hablaba con su ex o simplemente tener otros planes en los que no estás incluida. La lección que debes aprender es que estás dando TODO y él te paga así, ¿Entonces? Este dolor es necesario para madurar, así que quítate la venda de los ojos, una relación se basa en la confianza y los mentirosos no cambian, ni con terapia, así que aléjate cuanto antes o terminarás viviendo en la falsedad. 

6. Que te diga “gorda”. 


Es claro que ese hombre no tiene abdomen de lavadero, pero se la pasa diciendo que ya estás un poco más “gordita”, los pantalones ya no te quedan y hasta te sugiere que mejor uses traje de baño completo. Es importante que esos comentarios te duelan para tú ser más lista y así convertir eso en GANAS de ponerte en forma y demuestra de lo que estás hecha. Si esa persona te insulta por tu físico, no merece ni los buenos días, así que ejercítate para sentirte mejor y espera al indicado. 

7. Decirte que no sirves para nada. 


En realidad los hombres son inseguros por naturaleza, no pueden con una mujer que sobresale, que es independiente y no anda detrás de ellos para que le compren un chicle, así que quieren hacerte menos, tanto que hasta dudes de tus capacidades, la pregunta es ¿Lo vas a permitir? Debes conocer este dolor para poder entender que tú tales mucho más que cualquier hombre. Nadie tiene derecho a humillarte, si esa persona no te valora, HAZLO TÚ y sal de esa relación. 

8. Te manipula. 


Pero si parece que te enredaste en una relación de jefe y empleado, al hombre sólo le falta tronarte los dedos, decide desde lo que te vas a poner hasta lo que comes, con una sola mirada es capaz de cambiar tu comportamiento. A ver ¿Quieres novio o dictador? Ya bastante tenemos con las reglas de los padres, como para que todavía venga un niño caprichoso a querer manejarte como títere, NO te quedes callada, si algo no te parece DILO o terminarás limpiando sus zapatos. Es importante que sufras de un novio así para saber lo controladores que pueden ser los hombres. Recuerda: la única forma de romper las reglas es conociéndolas. 

9. Hija de papi. 


Si tu novio ha batallado para tener lo que tiene, seguramente va invertir tiempo en decirte que eres una “niña”, que todo te dan en la mano, no te esfuerzas por nada, pero en realidad no es tan malo, siempre y cuando no lo haga de forma agresiva o grosera, algún día tendrás que soltar el cordón umbilical ¿No? Valerte por ti misma. Tómalo por el lado bueno,  él quiere que te superes. 

10. Soportar a sus amiguitas. 


Empezar una relación es algo así como ir a terapia forzada, claro, si quieres que funcione. Es decir, tienes que aceptar que tu chico tendrá un par de “amiguitas” insoportables, que muchas veces se verán espectaculares. Créeme si te pones obsesiva, lo vas a enfadar o asustar, además no es sano sentir celos todo el tiempo, te pones más ansiosa, insegura y sentimental. Así que ¡Controla! Esas ganas de querer matar por celos, ¡Respira!  ellas SIEMPRE van a existir. 

Y a ti ¿Cuál es la herida que más te sirvió?
Recomendados
Recomendados