Turistas rescatan a 2 animales encadenados en jaulas en el mar. Mira lo que un maldito hacía con ellos



La vida de un buzo es arriesgada, aventurera y gratificante al ser testigo de hermosos paisajes, pero algunas veces las exploraciones se convierten en pesadilla. Eso sucedió a este grupo de turistas buzos que en marzo pasado estuvieron en las aguas que rodean a la lejana isla de Kokoya, en Indonesia. En este lugar se han encontrado gran variedad de animales marinos, pues las aguas son cálidas, pero no imaginaron que…



Llegaron hasta el fondo del océano, cerca de la costa, y no podían creer lo que encontraron. Eran jaulas submarinas en las cuales estaban encerrados dudongos, animales semejantes a los manatíes pero más pequeños. 




Les pareció difícil de creer que alguien fuera capaz de mantenerlos así en el fondo del mar, así que buscaron la forma de liberarlos. Eran una madre y su bebé, en diferentes jaulas. La mamá estaba encadenada de la cola. 

Pero el horror apenas comenzaba… Los animales fueron encerrados por un pescador local para hacer negocio, pedía a los turistas dinero por verlos.


Los buzos no pudieron determinar cuánto tiempo tenían aprisionados ahí, pero las heridas que les causaron las cadenas sugerían que llevaban semanas. 

Hablaron con el pescador y éste prometió liberarlos, pero antes tomaron fotos y videos que compartieron en las redes sociales. Ese maldito pescador ganaba dinero cobrando a otros turistas por ver a esos exóticos animales, sin importarle la salud y la depresión de estos animales. 

Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ



Al día siguiente autoridades de la vida salvaje sacaron a los dudongos porque el pescador aún no lo había hecho. 

Esta especie está en peligro de extinción, pues su carne y su grasa son sensación en el mercado. Es increíble que aún en esta época algunas personas sigan poniendo en riesgo a seres vivos, por dinero. 



Recomendados
Recomendados