Si sientes que no puedes más, reza esta oración de San Agustín…


Hay momentos de la vida en que la desesperación nos envuelve y nos hace sentir aprisionados, como si no hubiera otra cosa más que sufrimiento. No abandones tu camino, recuerda que hay un ser más grande que nos cuida y procura nuestro bienestar. Piensa que los retos que logres superar hoy se convertirán en parte importante de tu pasado y ayudarán a forjar tu futuro. 

Cuando sientas que el peso de la vida hiere tus hombros y fractura tu espíritu, repite esta oración para recuperar la calma: 


“Dios de vida, hay días en que la carga nos desgasta los hombros y nos sentimos agotados; en que el camino parece monótono e interminable, y el cielo gris y amenazante; en que nuestra vida carece de música, nuestro corazón está solo y nuestra alma ha perdido su arrojo. Inunda el camino con tu luz, te suplicamos; dirige nuestra mirada a donde el cielo está lleno de promesas.”



-San Agustín


Espero que encuentres una sensación reconfortante y de paz en estas palabras. Respira y mira hacia el cielo, porque jamás estarás solo. Recuerda que Dios caminará siempre a tu lado.

Recomendados
Recomendados