Se tatuó la cicatriz de su hijo para darle ánimo, días después recibe la peor noticia de su vida…



Si no puedes ver este video da click AQUÍ:




No hay nada mejor que sentir el amor y el apoyo de los padres. Siempre están ahí en las buenas y en las malas, motivándonos a seguir. Pero son las situaciones difíciles donde ellos tienen que ser los fuertes, cuando el hijo no puede serlo. Al igual que un superhéroe luchan contra el mal defendiendo a capa y espada a los suyos; jamás se rinden. 



Tal es la historia de Josh Marshall, un padre que ha demostrado que haría cualquier cosa por ver a sus pequeños sonreír. En 2015, Marshall recibió la noticia de que su hijo Gabriel, de tan sólo ocho años, tenía en el cerebro un extraño tumor maligno conocido como astrocitoma anaplásico. El pequeño fue sometido a una cirugía que removió parte del tumor y como todo guerrero se enfrentó a este riesgo que pudo haberle costado la vida. Afortunadamente la cirugía fue exitosa y al poco tiempo el pequeño Gabe se encontraba en recuperación.



Debido a esto Gabriel quedó con una gran cicatriz en el cráneo, que le causaba vergüenza. Para hacerlo sentir mejor hizo algo increíble y definitivamente se llevó el premio al “mejor papá”:  Josh se tatuó una marca igual a la de su hijo. “Esto me rompió el corazón”, comentó Marshall. “Le dije que si las personas se le querían quedar viendo, podían vernos a los dos.” Eso es amor por un hijo. 

Esto aumentó la confianza del niño tanto que Josh publicó una foto en Instagram, como parte de un concurso, y ¡ganó! 


Sin embargo, esta historia que al parecer tendría un final feliz, tristemente tomó un giro  inesperado y fatal. Seis meses después de que la foto de Josh y Gabriel se volvió viral en redes sociales, la familia Marshall recibió la noticia de que la parte restante del tumor era inoperable y este podría causar la muerte prematura del pequeño. 


Hace poco Josh publicó en Facebook: “el tumor está en el centro del cerebro, alrededor del tálamo y tiene arterias que están entrando en él. Una cirugía sería extremadamente peligrosa. Por ahora sólo pedimos a todos que oren por Gabe y por nuestra familia. Estamos intentando mantener nuestra fe lo más fuerte posible.”

A pesar de todo Marshall intenta mantener una buena perspectiva, ya que ve a su hijo como su superhéroe, y afirma que Gabriel le ha enseñado que la vida se trata de apreciar los buenos momentos el tiempo que sea posible.


En marzo Josh creó una página en GoFundMe, lugar dedicado a recabar fondos para diferentes causas. Hasta ahora ha reunido más de 9,000 dólares con los cuales podrá pagar el costo de los tratamientos médicos del niño.

Si quieres saber más de Gabriel y de su lucha contra por la vida puedes visitar el Facebook de Josh

Historias como estas nos hacen reflexionar en que la vida es muy corta y podemos irnos en cualquier segundo. Gabriel es un ejemplo de que hay que disfrutar cada momento al máximo y que a pesar de que las cosas no sean lo que planeamos, siempre hay una luz al final de camino en nuestros seres queridos.
Recomendados
Recomendados