Remedios caseros para eliminar el acné de tu espalda. Ya no te dará pena mostrarla


¿Acné en la espalda? El verano está a la vuelta de la esquina y con él los escotes en la espalda que acentúan tu figura, pero ¿por qué en tu ropero sólo tienes blusas cubiertas? No hay nada peor que ver a las chicas lucir geniales y frescas, mientra tú te mueres de calor, todo porque tu espalda está llena de espinillas. ¡Tranquila! Es una zona complicada, pero no imposible. Sólo tienes que…



Si pones atención en los siguientes trucos y remedios, en cuestión de semanas tu espalda estará completamente limpia. ¿Lista? 



1. Mantén el cabello recogido.


Una de las causas de que salga acné en la espalda es por el contacto con el cabello. Evita llevarlo suelto, pues durante el día elimina grasa y gérmenes que llenan  la zona de barros y espinillas. 

2. Cuida tu alimentación. 



Es importante que le bajes a grasas y comidas condimentadas. Es necesario que comas frutas y verduras, alimentos ricos en zinc como cacahuate, espinacas y carne de cordero. Las vitaminas A, B6 y B3 ayudan a que los granitos se desinflamen. No olvides beber por lo menos dos litros de agua al día, y evita los productos lácteos. 

3. Deja tu espalda libre. 



Si no te sientes cómoda con la espalda descubierta, déjala libre por la noche y, si puedes por lo menos unos minutos al sol, eso te ayudará. La suciedad que se acumula durante el día puede empeorar el acné. De preferencia usa prendas de algodón no ajustadas. 

4. Usa jabón antibacterial. 



NO uses el mismo jabón que te pones en el resto del cuerpo. Con las manos o con una franela suave talla la zona, no muy fuerte o reventarás los granitos y se pueden infectar. 

5. Exfoliar por lo menos una vez a la semana. 



Es obligatorio exfoliar la espalda al menos una vez a la semana, eso  elimina las células muertas y la piel se regenera. No tienes que gastar: mezcla dos cucharadas de miel y una de azúcar morena. Aplica la pasta con las yemas de los dedos SIN tallar. 

6. No te bañes con agua muy caliente. 



Cuando te bañas con agua muy caliente la piel genera más grasa y sebo. Así que por lo menos al final ábrele al agua fría. 

Bien, ahora vamos con los remedios: 

1. Miel y canela.



La combinación de miel y canela funciona como antiinflamatorio y es capaz de devolver el brillo y la suavidad a la piel. Necesitas dos cucharadas de miel de abeja y una cucharada de canela en polvo. Mezcla muy bien. Póntela en la espalda y espera 30 minutos, después enjuaga con jabón antibacterial.

2. Cáscara de plátano.


La próxima vez que comas plátano no olvides guardar la cáscara. Tiene un ingrediente llamado luteína, que funciona como antiinflamatorio y antioxidante y  estimula las células de la piel. Para aplicarlo, lava muy bien la zona y frota con la cáscara de plátano, lo dejas durante la noche y por la mañana enjuagas. 

3. Limón. 



Si de plano el acné ya te dejó la espalda llena de marcas, el limón es buena opción para eliminarlas. Lo ideal es aplicarlo con un algodón por las noches, para no exponer la piel a los rayos del sol. También ayuda a eliminar las bacterias que causan las espinillas. Después de enjuagar hidrata, porque la zona quedará reseca. 

4. Vinagre de manzana. 



Es astringente natural, esto quiere decir que la piel quedará reseca y hay que hidratarla o empezará a producir grasa y con ello más acné. Para la mezcla necesitas media taza de agua y media de vinagre. Con un algodón aplícala en la espalda, espera de 15 a 30 minutos y enjuaga.

5. Papaya. 



La papaya es otro producto natural con propiedades antiinflamatorias y antibacteriales. Tienes que moler la pulpa y aplicarla en la zona. Dejas que actúe durante 20 minutos y ¡listo! Puedes hacerlo hasta 3 veces por semana. 

6. Bicarbonato de sodio. 



El bicarbonato tiene la capacidad de equilibrar el ph en tu piel y ayuda a controlar las células grasosas. Es antiséptico y antiinflamatorio natural. En un recipiente pon dos cucharadas de bicarbonatos, medio jugo de limón y 5 cucharadas de miel de abeja. También puedes hacerlo sólo con agua y bicarbonato. Aplica en la espalda, deja que repose durante 10 minutos y enjuaga. 

7. Áloe vera. 



El áloe vera es excelente aliado de la piel, por sus propiedades antiinflamatorias e hidratantes. Protege y evita irritaciones. También acelera el proceso de cicatrización. Aplica el gel puro de áloe en la espalda y espera 30 minutos para enjuagar. 

8. Avena. 



La avena es capaz de reducir la inflamación de los poros dañados y controlar el dolor que causan las espinillas. También previene nuevos brotes. Necesitas dos cucharadas de avena molida y tres de azúcar morena. Mezcla muy bien hasta formar una pasta y aplícala en la zona, SIN frotar. Espera 10 minutos y enjuaga. 

Y bien, ¿lista para los escotes en la espalda?

Recomendados
Recomendados