Recetas caseras para tener axilas perfectas. Ya no te dará pena mostrarlas…


Una de las actividades más tediosas del ritual de belleza femenina es sin duda la depilación. Mientras que pueden pasar días sin que los vellitos de las piernas y otras áreas sean tocados, la zona de la axila es imperdonable. Debido a que ésta es un área que requiere de mucho mantenimiento, el constante uso del rastrillo o de cualquier producto para depilar termina dañando la piel. 



Además, comprar productos de todo tipo puede afectar tu economía; y aunque dicen que ‘la belleza cuesta’, tampoco se trata de quedarse en quiebra para tener unas axilas suaves y sin vello. 

No hay necesidad de que empieces a buscar monedas debajo del sofá. Con estos remedios caseros tus axilas se verán tan bien que querrás tener los brazos al aire todo el día.  



A continuación te dejamos algunas recetas para que escojas tu favorita. Éstas te ayudarán a reducir el crecimiento del vello y podrás decir adiós al rastrillo en muy poco tiempo.

1. Papaya (para piel sensible)


Esta fruta, aunque es un poco olorosa, es excelente para la piel sensible; pero eso no es lo mejor. La papaya tiene una sustancia llamada ‘papain’ , que ayuda a detener el crecimiento del vello.


QUÉ NECESITAS:

● Una papaya fresca 

● ½ cucharada de polvo de cúrcuma (lo puedes conseguir en el supermercado, en el área de especias)

INSTRUCCIONES

● Para hacer una pasta, pela la fruta y machácala.

● Después mézclala con el polvo de cúrcuma.

● Aplica de manera suave en el área deseada y déjala por 20 minutos.

● Lava con agua tibia.

● Repite 1 o 2 veces por semana.

2. Garbanzo 


Esta leguminosa no sólo quita el vello de las axilas, también ayuda a retirar los pelitos de cara, brazos y piernas.

QUÉ NECESITAS:

● ½ taza de harina de garbanzo (si no encuentras la harina en el supermercado puedes comprarlos enteros, ponlos a hervir y machácalos)

● ½ taza de leche entera 

● 1 cucharada de polvo de cúrcuma

INSTRUCCIONES

● En un plato hondo mezcla los ingredientes hasta formar una pasta.

● Aplícala suavemente en la zona deseada, en dirección contraria a donde crece el vello.

● Déjala actuar por 30 minutos.

● Después retírala lentamente.

● Si la pasta se pega, remuévela con las manos húmedas.

● Al finalizar lava toda el área con agua tibia.

● Repite 2 veces por semana.

3. Papas y lentejas


Esta mezcla hará dos cosas por tus axilas: las dejará suaves y las blanqueará 


QUÉ NECESITAS:

● 1 tazón pequeño con papas peladas y machacadas 

● 1 taza de lentejas amarillas

● 1 cucharada de miel

● 4 cucharadas de jugo de lima

● Un pedacito de tela que sirva como colador

INSTRUCCIONES

● Deja las lentejas remojando toda la noche. 

● Al día siguiente machácalas para hacer una pasta.

● Envuelve las papas en el pedacito de tela. Exprímelas con las manos (si esto suena muy complicado, en su lugar utiliza el agua con la que las cociste).

● Agrega a la pasta de lentejas el jugo de lima, el agua de papa y la miel, y mezcla todo.

● Aplica en la zona deseada y déjalo secar de 15 a 20 minutos.

● Cuando esté completamente seco, enjuaga con agua fría.

● Repite una vez por semana.

4. Plátano y avena


Si pensabas que estos ingredientes eran buenos en el desayuno, amarás lo que pueden hacer por tu piel.

QUÉ NECESITAS:

● 1 plátano maduro

● 2 cucharadas de avena

INSTRUCCIONES

● Machaca el plátano.

● Agrega la avena para formar una pasta.

● Aplica en la zona, con movimiento circular.

● Haz esto de 10 a 15 minutos.

● Al finalizar lava el área con agua tibia.

● Repite 3 veces semana.

5. Miel, lima y azúcar (por si te sientes valiente)


Al mezclar estos ingredientes tendrás un cera depiladora. Pero descuida, no se compara con las que utilizan en los salones de belleza. El dolor es mínimo. 

QUÉ NECESITAS:

● 1 cucharada de azúcar morena

● 1 cucharada de miel 

● 1 cucharadita de jugo de lima

● Talco de bebé 

● Un pedacito de tela

● Una olla para hervir

● Agua (esto sólo si la pasta queda muy espesa)

INSTRUCCIONES

● Mezcla el jugo de la lima, la miel y el azúcar y viértelo en la olla.

● Calienta la olla 3 minutos (si la mezcla se pone muy espesa agrega un poco de agua).

● Deja que enfríe un poco. Pruébala en la muñeca para asegurarte de que la temperatura sea soportable y que no te queme.

● Antes de aplicar la cera pon en la zona deseada un poco de talco de bebé, para reducir las molestias. 

● Con los dedos esparce la mezcla suavemente. Hazlo en dirección contraria al crecimiento del vello.

● Inmediatamente pon el pedazo de tela encima, para que se pegue. Déjalo unos segundos y retíralo de una sola intención. 

Con estas recetas tus axilas estará suaves en menos de lo que escoges una blusa sin mangas.

Ahora, si tu problema no es la depilación sino las manchas oscuras provocadas por el rastrillo, también tenemos solución para ello.

6. Bicarbonato y aceite coco 


El bicarbonato es un excelente exfoliante que ayuda a eliminar células muertas y bacterias. El aceite de coco previene el mal olor, y su vitamina E ayuda a hidratar la piel.

INSTRUCCIONES

● Mezcla el bicarbonato con el aceite de coco hasta formar una pasta espesa.

● Aplica en las axilas, con movimientos circulares. 

● Deja reposar de 5 a 10 minutos, después enjuaga con agua fría.

● Seca por completo para eliminar cualquier residuo.

● Repite 1 vez por semana.

7. Lima y azúcar


La lima actúa como blanqueador y el azúcar -de preferencia morena- ayuda a exfoliar la piel.

INSTRUCCIONES

● Mezcla la cantidad que gustes de azúcar con el jugo de una lima en un plato hondo.

● Aplica en la zona deseada.

● Deja reposar de 8 a 10 minutos mientras masajeas con movimientos circulares.

● Al finalizar enjuaga con agua fría.

● Seca y aplica crema humectante.

● Repite 2 veces por semana.

8. Aceite de oliva y azúcar


Con esta mezcla blanquearás y humectarás tus axilas al mismo tiempo.

INSTRUCCIONES

● Mezcla 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen con una taza de azúcar morena.

● Aplica en la zona deseada con movimientos circulares.

● Déjala reposar por 5 minutos y enjuaga con agua fría.

● Repite 2 veces por semana.

¿Ni el vello ni las manchas te preocupan, pero sí el mal olor y ningun desodorante te funciona? Para eso también hay solución. Aquí te decimos cómo hacer uno totalmente natural.

-SOLUCIÓN 1


QUÉ NECESITAS:

● 4 cucharadas de aceite de coco

● 5 cucharadas de maicena

● 1 cucharada y ½ de bicarbonato 

● 20 gotas de jugo de limón (si no quieres usar limón puede emplear la esencia que gustes)

INSTRUCCIONES

● Mezcla todos los ingredientes -excepto el jugo de limón- en una olla a fuego lento.

● Revuelve con una cuchara hasta que se derritan.

● Deja enfriar por unos minutos y vierte la mezcla en un contenedor de vidrio (si usas uno de plástico se derretirá).

● Agrega el jugo del limón, revuelve y ¡listo!

● Manténlo en lugar seco.

● Para aplicar utiliza los dedos; no hay necesidad de agregar agua.

SOLUCIÓN 2 


QUÉ NECESITAS:

● ¼  de taza de bicarbonato

● ¼ de maicena

● 6 cucharadas de aceite de coco

INSTRUCCIONES

● Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta.

● Guárdala en un contenedor de vidrio.

● Mantén a temperatura ambiente.

Recomendados
Recomendados