Payasos profesionales se quejan del estreno de “Eso”. Su profesión está arruinada…


Es difícil ser payaso. Es una profesión que en muchas partes del mundo está desapareciendo, y es que las fiestas de cumpleaños han ido cambiando al igual que los circos, por lo que dedicarse a esto simplemente ya no es algo rentable. Algo mucho peor: ya van algunos años que los payasos se han convertido en algo terrorífico, con sujetos disfrazados apareciendo por las noches en los vecindarios. Y para echarle más leña al fuego, “Eso”, el payaso diabólico, está de regreso.



El estreno del primer avance oficial de la nueva versión de “Eso” ha provocado disgusto y preocupación entre los payasos profesionales, pero no por las razones que uno pensaría.

Guilford “Gilly” Adams, payaso de profesión, habló en Mel Magazine sobre los efectos negativos que la cinta dirigida por Andrés Muschietti tendrá para todos los payasos reales. Y aunque no culpa completamente a la película, habla sobre cómo es que llegó en el peor momento posible.


“Es una profesión en peligro de extinción”, dijo Guilford. “Quienes nos dedicamos a esto batallamos mucho, no sólo por los recientes ataques de payasos sino porque se considera “cool” que no te gusten los payasos”.




Es verdad que estos personajes no la están pasando fácil, e incluso los misteriosos payasos que aparecieron en las noches recientemente ya se atribuían a la película original de “Eso”, con varios fanáticos de las teorías de la conspiración apuntando a que se trataba de una excelente estrategia de publicidad para la nueva película.


Esas acusaciones fueron desmentidas con el tiempo, sin embargo el daño a la comunidad de payasos ya estaba hecho. Seamos honestos, ¿cuándo fue la última vez que en verdad disfrutamos de un espectáculo de payasos? Y no es que necesariamente no nos gusten, pero la coulrofobia o miedo a los payasos se ha vuelto algo muy normal.


El nuevo avance de “Eso” se convirtió en uno de los más vistos en la historia tan sólo 24 horas después de estrenarse, esto es causa de preocupación para la comunidad. “El último empujón causado por esta película es que alejará a los jóvenes de esta bella forma de arte y los dejará sólo con las Kardashian y Minecraft”, terminó “Gilly”.


Aunque los payasos no son motivo de repudio en esta sociedad, es verdad que en cierta medida el estreno de esta nueva película hará a los padres de familia y a sus hijos pensarlo dos veces antes de acercarse a un payaso.


Pero al igual que cuando se estrenó la miniserie original para la televisión en 1990, la industria del payaso se recuperará. No por nada es una profesión muy vieja y una tradición que se rehúsa a desaparecer, especialmente mientras siga habiendo quienes dediquen su tiempo y esfuerzo a este arte.


La nueva versión de “Eso” llegará a cines en septiembre de 2017. ¿En verdad crees que esto afecte a los payasos de profesión?


Recomendados
Recomendados