Mira la NUEVA forma de matar de placer a una mujer. La harás ver estrellitas


Por años los hombres se han preguntado qué es lo que realmente quieren las mujeres, sin encontrar una respuesta concreta. Entre las muchas opciones está que su pareja las haga feliz en la cama, y no hay nada que derrita más a una chica que un buen masaje, pero siempre será mejor si es en su zona más privilegiada: la vagina. 

¿Quieres probar? Para ello tienes que recurrir al sexo tántrico, el cual combina el cuerpo físico y el espíritu para lograr el máximo orgasmo. Descuida, no tienes que prender velitas ni repetir ‘om’ miles de veces, pero sí vas a necesitar algo de preparación. 


Si quieres que a tu chica le tiemblen las piernas de placer, este masaje la hará ver estrellitas.

1. Prepara el ambiente


Primero que nada asegúrate de que el lugar sea cómodo para ti y para tu chica. Esto no sucederá en cinco minutos y lo último que quieres es que te dé un calambre. Si estás en la cama o en el sofá, pon una toalla o una almohada debajo de la cadera de tu chica, para elevarla un poco. Esto hará que tengas mejor acceso a ella. Después de esto estás listo para comenzar.



2. Juego previo


Este es el paso más importante de todo el masaje, ya que tu chica necesita estar bien lubricada para llegar al clímax, de lo contrario hasta podrías lastimarla. Comienza por el cuello, dándole besos y caricias mientras desciendes hasta la vagina. No la toques aún, masajea los alrededores, como muslos y pelvis, continúa así por varios minutos. Recuerda: una mujer puede tardar hasta 20 minutos para estar bien lubricada. 

3. Ligero como una pluma


Mientras la tocas intenta que tus movimientos y caricias sean suaves. Cuando comiences a acercarte a la vagina apenas toca los labios vaginales con los dedos. Poco a poco masajéalos, lo más despacio que puedas. Tómate tu tiempo. Puedes utilizar toda la mano para recorrer desde el Monte de Venus hasta el clítoris; juega un poco con este último para poner en alerta todas las terminaciones nerviosas que se encuentran ahí.

4. Tus dedos índice y medio son tus nuevos mejores amigos


Tu chica está lista. Es hora de entrar en ella; para eso necesitarás los dedos índice y medio. Lentamente introdúcelos sólo un poco y retiralos, continúa este movimiento hasta que hayan entrado por completo. Al mismo tiempo gíralos un poco, para crear un movimiento circular. 

5. Cambia de posición


Después de un rato tener a tu chica acostada sobre su espalda puede ser muy cansado para ambos. Si esto te sucede, cambia de posición. Otra manera de continuar el masaje desde un ángulo diferente es poniéndola en cuatro puntos. Sus labios se abrirán un poco más y tendrás mejor acceso. Aquí también puedes jugar un poco más con el clítoris.

6. Dar en el punto G


Este no es difícil de encontrar, y con los movimientos correctos harás que estalle de placer. Curvea un poco los dedos como si estuvieras formando la letra ‘c’, después introdúcelos hasta que llegues a un punto esponjoso. Cuando sientas eso, significa que has dado en el ‘punto’. Masajea alternando entre movimiento rápidos y lentos. También puedes utilizar tu pulgar para estimular el clítoris.

7. Doble acción 


Todo esto lo estás haciendo sólo con una mano, lo que quiere decir que hay otras partes de tu cuerpo libres. Tu otra mano y tu boca pueden ser utilizadas en otras áreas para satisfacerla.

Recuerda que la base para tener una buena relación sexual es tener comunicación con tu pareja, sea verbal o no; es importante que ambos se conozcan para que sea más fácil y placentero llegar al orgasmo.

Recomendados
Recomendados