Mira el escalofriante pacto que hacen las personas que escalan el Monte Everest…


Entre los alpinistas del mundo existe información que no se comparte con los demás. Por ejemplo, todos los deportistas profesionales saben que en la cima del Monte Everest hay varios puntos seguros que sirven como referencia para ubicarse en esa difícil y mortal montaña.


Sin embargo, lo que no se cuenta a los demás es que en el camino a la cima del Everest, hay más de 200 cadáveres olvidados que sirven como referencia en la montaña. Algunos de ellos se utilizan para identificar cuándo se está entrando a la ¨zona de la muerte¨; es decir, la zona más peligrosa y mortal del Monte Everest.



Al entrar a la ¨zona de la muerte¨, la temperatura desciende a -20 grados centígrados, por lo que cualquier error puede significar una muerte segura.


Es por eso que muchos hombres han muerto intentando derrotar a la montaña más alta de la Tierra, y sus cadáveres quedaron ahí como ejemplos de las terribles consecuencias que suceden al subir el Everest sin la preparación, entrenamiento y equipo adecuados.




La razón por la cual no se han recuperado esos cadáveres, es que existe un pacto entre todos los alpinistas del mundo. Ellos saben que si uno llegara a morir en el Everest, su cuerpo deberá ser abandonado sin excepción en la montaña. Es por eso que a lo largo de la historia más de 200 cadáveres se encuentran perdidos sin ser rescatados pese a las exigencias de sus familiares. 

Por otro lado, también para los helicópteros militares resulta sumamente difícil y peligroso subir a esas alturas con climas tan extremos.






Recomendados
Recomendados