Mira cómo sobrevivir si cae una bomba en tu ciudad. Comparte para que todos sepan…


Con la inestabilidad política que vive la sociedad actual, la guerra nuclear es un temor que acecha a muchos, y no solamente a esos “locos aficionados” de las teorías de conspiración. El ataque de Estados Unidos a objetivos militares en Siria, la falta de seguimiento de los tratados antiarmamentistas firmados por Rusia (para deshacerse del armamento nuclear) y el desarrollo de tecnología militar por parte de Corea del Norte, han puesto a todo el mundo en estado de alerta. 

Hoy nos hacemos la inevitable pregunta: ¿Seremos capaces de sobrevivir a un ataque nuclear? Antes que respondas “no”, mientras te haces a la idea de “morir por la patria”, déjame decirte que el investigador del Laboratorio Nacional de Lawrence Livermore, Michael Dillon, explica que hay procedimientos que podrían salvar tu vida si te encuentras cara a cara con el “Apocalipsis nuclear”. 


De acuerdo con la revista estadounidense Business Insider, esto debes hacer para salir con vida de una explosión nuclear: 


1. Identifica el estallido de una bomba nuclear


Mientras más alejado estés del lugar del impacto las consecuencias serán menos devastadoras. Podrás saberlo de esta manera: 

● Si estás a 80 kilómetros o menos, identificarás un estallido nuclear como un destello de luz blanca que nublará tu vista por algunos segundos.

● Si te encuentras a menos de 16 kilómetros, sentirás una onda de calor que puede provocarte quemaduras de segundo o tercer grado en la piel. Si este es el caso, lo mejor es cubrirse y protegerse rápidamente en una zona baja (sótano, refugio o cualquier subterráneo). 


● Si estás a más de 80 kilómetros de distancia aparecerá a lo lejos una nube de humo en forma de hongo. El humo se verá espeso. 

2. ¿Qué hacer después de identificarlo?


El punto para sobrevivir a este tipo de ataques es guardar la calma y actuar con rapidez. Dependiendo de qué tan alejado estés del lugar de la explosión, lo mejor es ir a un refugio o edificio cercano donde puedas mantenerte alejado de los componentes tóxicos, ya que después de la explosión se da el fenómeno conocido como lluvia radiactiva (caída de partículas que contienen niveles altos de radiación).

3. Buscar un escondite adecuado


De acuerdo con el estudio de Michael Dillon, si tu hogar está hecho de materiales como madera, yeso o estructura poco resistente, lo  mejor será ir a algún edificio cercano, de preferencia de concreto, para protegerse de la lluvia radiactiva y esperar a que el personal de rescate les asista.

Si hay un lugar seguro a 5 minutos de distancia lo más prudente es ir rápidamente; no es recomendable salir si el refugio está a más de 15 minutos, porque ese tiempo puede ser suficiente para ser alcanzado por desechos radiactivos. Los expertos recomiendan esperar una hora para salir a buscar un refugio con materiales más sólidos. Trata de protegerte y de cubrir tu rostro con una mascarilla, para que la exposición al ambiente sea menos directa. 

4. ¿Cuáles son los mejores lugares para refugiarse?


Los edificios con materiales sólidos como concreto, ladrillos o bloques son mucho más seguros que cualquier casa de madera o de yeso. A continuación te mostraré un gráfico compartido por la Agencia Federal para el manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA por sus siglas en inglés), que indica cuáles lugares son más seguros para refugiarse, dependiendo de la ubicación y del material con que estén construidos. 


● Mientras más alto es el número, indica  mayor protección. 

● Un sótano de doble profundidad, hecho con bloques y concreto, es el refugio ideal. 

● En un edificio, los pisos que están más al centro son los más seguros, ya que no hay puertas ni ventanas que den al exterior. 

5. Esperar a los rescatistas


Si estás en un refugio seguro lo más prudente es esperar a los equipos de rescate. Trata de llevar en una bolsa ropa limpia que no haya sido contaminada con radiación. Si hallas agua limpia (embotellada) y jabón, los expertos recomiendan limpiar las áreas del cuerpo que hayan sido expuestas al ambiente. Pon tu ropa sucia en una bolsa que puedas sellar y déjala lejos de donde estás. Límpiate nariz y ojos para reducir cualquier riesgo de desechos radiactivos.   

6. Consumir alimentos enlatados y agua embotellada


No consumas ningún alimento fresco o de un contenedor abierto. Siempre procura tener alimentos enlatados y agua embotellada para cualquier emergencia. 

Esperamos que nunca tengas que enfrentarte a una situación así, pero siempre es mejor estar preparado para cualquier amenaza. Trata de ubicar en tu vecindario posibles refugios y comparte esta información con tus conocidos. Ante las crisis, lo mejor es la prevención.  

No solamente las cucarachas lograrán sobrevivir. 



Recomendados
Recomendados