Mexicano inventa un Bra que detecta el cáncer de mama y además también puede


“A mí madre le amputaron los dos senos y estuvo a punto de perder la vida por un mal diagnóstico” son las desgarradoras palabras con las que este joven inventor inicia la explicación de su más reciente invento: EVA, un brasier capaz de detectar el cáncer de mama. Su nombre es Julián Ríos, un chico de sólo 17 años que quiere evitar que alguien más sufra el martirio que él y su madre pasaron.



A través de una aplicación ligada a una tela con distintos sensores, Julián Ríos ha encontrado una manera fácil y segura de ayudar a prevenir esta terrible enfermedad. Las ganancias que podría obtener gracias a este magnífico invento son calculadas en millones, sin embargo, para él es más importante salvar vidas.



Este estudiante de preparatoria consiguió el primer lugar del concurso de emprendimiento Global Entrepreneur Awards, que se realizó en la Bolsa Mexicana de Valores. Junto con tres compañeros más, se dio a la tarea de desarrollar una solución que pudiera ser más efectiva que la autoexploración y menos peligrosa que una mamografía. El resultado es impresionante.


A través de la compañía Higia Technologies, desarrolló EVA, un brasier que integra al menos 200 pequeños biosensores capaces de mapear la superficie de la mama y determinar, por ejemplo, la conductividad térmica por zonas. Entre mayor calor se observa en cierta área, significa que hay un flujo mayor de sangre, lo que representa la presencia de “algo” que se está alimentado de esos vasos sanguíneos. Por lo general, suele tratarse de un cáncer.

 Si no puedes ver el video da click AQUÍ





Los primeros prototipos ya están siendo desarrollados y las pruebas han tenido un 90% de efectividad hasta el momento, por lo que es posible que los veamos en el mercado en un futuro cercano.

Comparte la historia de este orgullo mexicano.
Recomendados
Recomendados