La trágica historia de la niña que su mamá vio morir y no la pudo salvar. Por días le suplicó que la sacara…


La historia que verás a continuación es 100% real, aunque parezca película de ciencia ficción. 

Sucedió en Colombia. Un pueblo oprimido, golpeado por la pobreza y por la corrupción, presenció uno de los actos más crueles e insensibles jamás televisados en cadena nacional. 

Con una situación social al borde del colapso, Colombia necesitaba un distractor televisado, un evento que distrajera a la población para evitar que se desatara una revuelta civil. Desgraciadamente, ese evento y ese distractor del que te estamos hablando, consistió en la muerte televisada de una menor de edad. 



Su nombre era Omayra Sánchez, una pequeña colombiana víctima de la catástrofe del 16 de noviembre de 1985, cuando el volcán Nevado de Ruiz hizo erupción después de más de un siglo de silencio. El pueblo de Armero fue afectado por completo, prácticamente se convirtió en cementerio. 


Estas son algunas imágenes de esa tragedia:





A pesar de que hay mucho de qué hablar respecto de ese trágico día, hoy te contaremos una historia particularmente triste e impactante. 

Omayra tenía 13 años cuando el volcán explotó y mató a la mayoría su familia. Su padre, su hermano menor y su tía fueron aplastados por los escombros. Omayra sobrevivió pero su pie quedó atascado entre las ruinas de su casa y los cadáveres de sus familiares. 


Justo después de la tragedia llegaron al lugar todos los medios de comunicación, y al ver que los rescatistas intentaban liberarla decidieron grabarlo y transmitirlo en vivo. Así inició el espectáculo. 


Los rescatistas no podían salvar a Omayra pues su pie estaba atascado, aplastado por una viga gigante  imposible de mover. Una opción para sacarla era amputarle la pierna pero no había el equipo médico para hacerlo y eso ponía en riesgo su vida. Otra posibilidad era llevar una bomba hidráulica que sacara toda el agua, pero la única disponible estaba en Medellín y la empresa dueña se negó a prestarla, por lo que las opciones se agotaron para esa inocente niña colombiana. 


Durante 3 días los rescatistas intentaron salvar a la pequeña, cuya madre y única sobreviviente de su familia estaba en Bogotá, atendiendo un negocio al momento de la erupción del volcán. Por desgracia, debido a la catástrofe y a los daños materiales no pudo trasladarse al lugar donde se encontraba su hija.

Los únicos acompañantes de Omayra en su agonía fueron los periodistas y los paramédicos y rescatistas que intentaron salvarla. Al ver que no podrían sacarla de ahí, los medios que cubrían la historia entrevistaron a Omayra para que se despidiera de su madre y así lo hizo. 


Y en sus últimos momentos de vida la pequeña Omayra mandó un mensaje a su madre que conmovió al mundo entero: 


Si no puedes ver el VIDEO da click AQUÍ


El desgarrador mensaje de la pequeña Omayra fue recibido por su madre que estaba encerrada en Bogotá y no podía salir de la ciudad a causa de la catástrofe. Lastimosamente, el mensaje fue transmitido por todos los medios de comunicación, así que la madre y un país entero escucharon las últimas palabras de aliento de Omayra, la pobre niña que murió sin que nadie pudiera hacer nada para salvarla. 

Poco después de la entrevista murió a causa de gangrena gaseosa, convirtiéndose en un mártir de su país. 



Recomendados
Recomendados