Esta mujer se puso a llorar después de visitar a su marido en el trabajo…


Chille es una encantadora ama de casa, para ella es un verdadero gusto poder dedicar todo su tiempo a cuidar de su esposo y atender a sus hijos. Recientemente esta valiente mujer decidió compartir la historia de su pareja, un trabajador social que atiende a familias y niños. Ella asegura que Jason, su esposo, no recibe el reconocimiento y valor que merece por lo que hace…




Para Chille lo que hace Jason todos los días lo convierte en una especie de héroe anónimo, solo basta con ver los rostros de todos esos niños a los que atiende diariamente.

“Mi marido, Jason, es un supervisor que trabaja para el departamento de servicios sociales para familias y niños. Él, como otros muchos trabajadores, desempeña un trabajo que no es muy reconocido por el resto de las personas, pero sí que es gratificante para la persona que lo realiza al ayudar a todos aquellos que lo necesitan. Y menos se les reconoce cuando trabajan fuertemente por resolver un caso difícil y encontrar una solución”.


“El último caso en el que estuvo trabajando ayudó a un bebé que pasó a cargo del estado por mal cuidado, y que pasaría a estar bajo cuidado tutelar de esta organización. La noche en la que lo conoció tuvo que quedarse un par de horas después del trabajo para hacerse cargo del niño. Lejos de su familia y de personas conocidas, el bebé no se encontraba muy cómodo, por eso mi marido se detuvo a animarlo y a quedarse con él un rato. 

Cuando llegué a la oficina, me encontré con esta imagen que me hizo soltar las lágrimas de la emoción”.


“En un mundo donde reina el hambre, el odio, las peleas sobre el uso de armas y la incapacidad de nuestros políticos existen niños que lo pasan muy mal día a día. Aquellas personas que se preocupan por lo que realmente importa son omitidas por la sociedad y nadie reconoce su increíble entrega por el trabajo que realizan”.

“Cuando ven a trabajadores de los servicios sociales, normalmente la gente huye, miente y desprecia a estas personas, que no hacen más que ayudar a los niños. La foto de mi marido con este bebé no hace más que reflejar la situación real y su gran afecto hacia estos pobres infantes que han pasado por alguna dura experiencia. Sólo tratamos de hacerles sentir seguros y tranquilos”.
Recomendados
Recomendados