El hombre más bueno del mundo. Maneja varias horas al día para llevar agua a cientos de animales…


En un lugar tan árido como el Parque Nacional de Tsavo, al oeste en Kenia, ningún visitante es tan querido como Patrick Kilonzo Mwalua, mejor conocido como ¨el hombre de agua¨. Al darse cuenta de que cientos de animales morirían de sed comenzó a hacer algo impensable, y ahora es considerado un héroe.



Cuando Patrick llega a la reserva animal se alegran elefantes, cebras y antílopes. Incluso animales más peligrosos lo reciben con cariño, ya que sin él probablemente no estarían con vida. Todos los días llega a este lugar tras de recorrer 70 kilómetros en un camión lleno de agua, rentado. Sus razones para hacerlo te harán llorar.



“Si no los ayudo se van a morir”, dijo en reciente entrevista este héroe sin capa. “No hay ni una gota de agua, estos animales dependen de nosotros”. Por eso maneja esa pipa con agua durante horas para llegar a su destino, donde llena los pozos secos de esta reserva para que los animales sobrevivan un día más.



Mwuala siempre quiso ayudar a los animales cuando fuera grande, pero nunca se imaginó que salvaría sus vidas de esta manera. Mucho se habla sobre tomar acción para proteger la vida salvaje en esta región pero pocos hacían algo. Tan sólo en el año 2009 el 40% de los animales de esta reserva murió por la falta de agua, por lo que este humilde sembrador de chícharos decidió hacer algo para salvarlos.



Mwuala lleva varias veces por semana 12,000 litros de agua potable para los sedientos animales, así lo ha hecho durante los últimos 6 meses. Tristemente parece ser el único interesado en ayudar. Las compañías de agua han incrementado sus precios durante esta terrible sequía y el gobierno tampoco parece interesado en apoyarlo.



Los animales ya lo reconocen y lo esperan con ansia, amontonándose a lado del camión.  “Hace unos días un búfalo me esperaba junto al pozo”, comentó el granjero. “Cuando llego los animales pueden oler el agua. Muchas veces no esperan a que abra la llave¨.



Desde que inició su misión Patrick supo que necesitaría más ayuda, por lo que inició una campaña de GoFundMe que ha reunido $18,000 dólares. Con este dinero planea comprar su propio camión y crecer para poder llevar más agua a los animales. Cada viaje le cuesta aproximadamente $250 dólares.



Mwalua tuvo esta idea después de sufrir en carne propia los devastadores efectos del calentamiento global, al perder sus cosechas por falta de agua en la región, que no ha tenido lluvias desde junio del año pasado.



Cuando no está ocupado en su granja o llevando agua a los animales, Mwalua pasa su tiempo en un proyecto de conservación llamado Voluntarios del Tsavo, y va a escuelas a platicar con los niños sobre la importancia de conservar la vida animal.



La vida animal es de suma importancia para el planeta, ¿qué más podemos hacer para ayudar?

Recomendados
Recomendados