El desgarrador mensaje de un joven con cáncer que publicó el día de su muerte. Te pondrá la piel chinita


La juventud es bella y hermosa, por eso ningún joven espera que pueda sufrir una enfermedad terminal que amenace acabar con su vida. 

Todo joven debería tener oportunidad de vivir los años suficientes para realizar sus sueños, rodeado de su familia, amigos y seres queridos. 

Por desgracia no fue ese el caso de Pablo Ráez, atleta español que con tan sólo 18 años de edad fue diagnosticado con leucemia, un agresivo tipo de cáncer en la sangre. 



Su vida había cambiado por completo, la terrible enfermedad estaba destruyendo todo su cuerpo. 


El 26 de marzo de 2015 los médicos le hicieron un trasplante de médula ósea, con la esperanza de salvarlo de la muerte. 

Pero a los 10 meses de la operación la leucemia regresó con mayor fuerza. 

Pablo, por fortuna, era muy positivo. En lugar de rendirse y deprimirse por esa situación, decidió luchar hasta el último momento. 


Así que empezó a publicar en redes sociales profundas reflexiones sobre la vida, la muerte y su estado de salud. Al notar que había mucha respuesta y que sus seguidores aumentaban, decidió dar a su desgracia un sentido que beneficiara a muchas más personas. Impulsó una campaña llamada #Retomillón, con intención de aumentar el número de donantes de médula ósea en toda España. 


Pablo comentó: ¨Sería verdaderamente horrible para mí morir porque no hay nadie que pueda donarme médula ósea. Creo que es responsabilidad de todos, aumentar las posibilidades de vida para todos esos que tienen problemas de salud¨. 


Después del esfuerzo sucedió el milagro. El movimiento de Pablo provocó que los donantes de médula ósea aumentaran en un 1000% en toda España, y encontró un poco de esperanza para él, pues se realizó un trasplante muy satisfactorio. 


De inmediato llegaron los reconocimientos. Muchas personas en España empezaron a valorar el increíble esfuerzo de este joven esperanzado que se aferró a la vida. 


Lo lamentable es que el 25 de febrero de 2017, cuando apenas tenía 20 años de edad, Pablo falleció por causa de esa terrible enfermedad. 


Su última publicación fue precisamente el día de su muerte, Pablo dijo:


Pablo no logró vencer al cáncer, pero sí consiguió tocar el corazón de millones de españoles, compartiendo su mensaje de amor y esperanza.


Gracias a Pablo la sociedad española se unió en solidaridad, para apoyar a cientos de enfermos de leucemia. La vida de Pablo será recordada por siempre.
Recomendados
Recomendados