Asesino mató a varias mujeres y guardaba su cabello. Mira la escalofriante razón…


La Ciudad de México se convirtió en escenario de uno de los asesinos más crueles: Jorge Humberto Martínez Cortés, el ¨mata novias¨. El cuerpo de Campira Camorlinga Alanís fue hallado en la colonia Santo Domingo, de Coyoacán, el 31 de diciembre de 2016. Al principio pensaron que se trataba de un suicidio, pero los investigadores determinaron que la joven de 31 años fue asfixiada y que el responsable planeó todo para simular que se quitó la vida…



Sucedió la tarde del 30 de diciembre. Jorge Humberto y Campira llevaban varios meses saliendo, pero sólo tenían 3 semanas viviendo juntos. Unos vecinos comentan que los oyeron discutir un par de horas, y después no se escuchó nada…



Ya calmados los enamorados se acostaron en el sofá. Campira sacó su Ipod y se tomó fotografías con su novio. Jorge estaba modelando un vaso en forma de cráneo que Campira le regaló, después lo metió al congelador.  La muchacha le tomó fotos de cada uno de sus tatuajes en brazo, cabeza y cuello. Aparentemente la estaban pasando ¨bien¨ hasta que empezaron a jugar. Jorge la tomaba del cuello y Campira seguía tomando fotos. Fueron las últimas imágenes registradas en su Ipod. 


Alrededor de las 6 de la tarde se oyeron gritos. De acuerdo con las declaraciones, fue justo después de que una amiga de Campira la llamó para invitarla a salir. Las peleas de la pareja eran frecuentes por los celos incontrolables de Jorge. Campira dijo a su amiga que llegaría a una hora pero nunca lo hizo. Cuando Jorge vio que buscaba ropa para irse, se puso como loco. La tomó del cabello y la arrastró por el piso, la pateó una y otra vez en las costillas y el rostro; los rastros de sangre quedaron en todo el sofá y cerca de la estufa. Campira estaba muy débil, apenas  podía respirar, intentó levantarse pero le fue imposible. 

Jorge tomó unas tijeras y le hizo pequeños cortes en la barbilla. Campira se retorcía de dolor pero a él no le importó. Después le pasó las tijeras cerca de las orejas, poco a poco le fue cortando el cabello y lo guardó en una bolsa. Pero su maldad aún no terminaba, por último puso sus manos en el cuello de Campira y apretó con fuerza hasta estrangularla. Campira tosió de forma acelerada, su rostro se puso morado y los latidos de su corazón eran muy rápido provocándole presión en el pecho, hasta que perdió el conocimiento. 


Luego de que Campira quedó muerta en el sofá, Jorge le limpió la sangre con un trapo húmedo, la tapó con una cobija, tomó un poco de ropa y sus documentos para ponerlos en su mochila, y sobre un mueble dejó un dibujo con la imagen de un demonio. Alrededor de las 8:47 de la noche abrió la llave del gas y se fue de la casa. 

A la mañana siguiente Gabriel Alanís halló sin vida a su hermana. Después de cerrar la llave de la estufa, al examinar a Campira se dio cuenta de que estaba golpeada. La autopsia reveló que murió por asfixia y no por el gas butano. 


La tía de Campira, Sandra Alanís, compartió en Facebook una alerta para que la ayudarán a encontrar al asesino. Al ver la foto de Campira con Humberto, la familia de una joven llamada Yang Kyung Jun Borrego, también ex novia de Jorge Humberto, explicó que esta última fue asesinada de forma muy parecida. En su declaración el ¨Mata novias¨ aseguró que la dejó bañándose y al regresar la encontró colgada del cuello. Curiosamente también tenía lesiones en el cuerpo y cortes en el cabello. 

Posteriormente se dio a conocer el caso de Adriana Ramos Hernández, quien dijo que fue novia de Jorge Humberto y que éste intentó matarla, pero afortunadamente pudo escapar. 

Expertos investigadores aseguran que esta clase de criminales realiza esos delitos en razón de traumas en la niñez. 

Según algunos amigos cercanos, Jorge Humberto el ¨Mata novias¨ fue abusado de pequeño por un familiar muy directo, quién según esas declaraciones, también le cortaba el cabello durante toda su niñez y adolescencia. Algunos sicólogos expertos están seguros que esa es la razón por la cuál el ¨Mata novias¨ mata mujeres y colecciona trozos de sus cabellos, pues es una manera de ocultar el dolor del pasado, y la profunda negación que siente al aceptar que fue abusado durante toda su adolescencia por su tío estilista.  Esta información fue revelada por los investigadores particulares contratados por la familia de una de las víctimas. 

Este criminal está libre, incluso todavía aparece en Facebook como Joy Drago y se burla de que la gente lo ha vuelto famoso apodándole el ¨Mata novias¨ . A pesar del apoyo de la comunidad no hay pistas de su paradero, y si nadie lo detiene tal vez alguna mujer que tú conoces termine en sus brazos, bañada en sangre. 



Recomendados
Recomendados