18 Cosas vergonzosas que a toda mujer le pasan cuando su novio “se baja”


Tener relaciones y no incluir un oral, es como ir a un buen restaurante y no pedir postre. Es claro que nadie nace siendo un experto, pero no hay nada que no se pueda aprender. ¡Hombres!, por favor dejen de querer imitar todo lo que ven en las películas para adultos. Con las mismas ganas que agarran de la cabeza a sus chicas para bajarlas, pongan su lengua en acción. 



Pero entonces ¿cómo saber si lo están haciendo bien? La clave está en que conozcas a tu chica. Hay unas que son muy especiales con sus partes, les gusta que todo sea delicado y guiarlos, otras simplemente se dejan llevar y les puedes hacer de TODO.



Pero por ningún motivo cometas alguno de los siguientes HORRORES:

1. Duran poco. 


Es importante que este punto lo platiquen. ¿Cuál es el tiempo ideal? El que tu pareja necesite; las chicas por lo general se tardan en llegar, así que lo mejor es que busques una posición cómoda porque ahí te vas a quedar por lo menos 20 minutos.  

2. No usan las manos. 


En sus manos hay dedos maravillosos que pueden usar. ¡Ojo!, no todo es llegar y meterlos como en una botella sin fondo. Mientras usas la lengua puedes estimular el ¨timbre¨ haciendo movimientos circulares y SUAVES, no des ¨golpecitos¨ porque esta zona se pone muy sensible y puedes lastimar. 

3. Soplan como el viento. 


¿Por qué soplan? En serio, ¿por qué lo hacen? No sé en qué película vieron que eso era divertido o que prendía a las chicas, pero a la mayoría no les gusta sentir que les soplan allá abajo. Una cosa es soltar un poco de aliento y otra muy diferente es que se agarren como si estuvieran apagando velitas. 

4. Muerden. 


De la misma forma que un hombre siente una patada en los bajos, las mujeres sienten cuando se ponen a dar ¨mordiditas¨ en el ¨timbre¨. Cuando una chica está muy prendida sus partes se ponen 10 veces más sensibles, si lo haces sólo vas a lastimarla. La pregunta es: ¿por qué usan los dientes? 

5. Un charco de saliva. 


¿Sí saben que cuando la mujer está cachonda se moja de forma NATURAL, verdad? Lo que significa que NO necesitan aventar un litro de saliva en sus partes. De verdad, eso es muuuuy incómodo. 

6. Hacen cara de asco.


¿Si no les gusta para qué están ahí? Una mujer necesita sentirse respetada en la cama... ¿Acaso a ustedes les huele a flores o les sabe a bombón? El sabor es hormonal, a lo que todo el mundo sabe; pero si no te gusta, por favor evita estar con tu cara de asco haciéndolo, ¿o te están obligando? 

7. Se van para otro lado. 


¿Recuerdas los libros de la primaria?, ¿la primera clase cuando te enseñaron las partes del hombre y de la mujer? ¿No? Bueno, será mejor que le des una ojeada, porque a veces están bien entrados y creen que están haciendo el mejor trabajo de su vida, pero en realidad están usando la lengua en el lugar equivocado. 

8. Hablan demasiado. 


A ver, ¿están teniendo relaciones o una plática de confesiones? Se vale hacer una que otra pregunta para saber si lo estamos haciendo bien, pero eso de estar habla y habla da flojera, desconcentra y hace que baje la temperatura.

9. Dejen de succionar. 


¡NO lo hagan, NO está bien! No se siente rico. En serio, dejen eso para otras partes del cuerpo porque allá abajo se siente como si te fueran a arrancar tus partes, y en lugar de estar gozando estás preocupada por lo que pueda pasar. 

10. ¡Cuidado con el bigote o la barba! 


Chicos, una recortadita no está de más. Nos encanta cómo lucen con barba, y algunos hasta se ven bien con bigote, pero tengan cuidado, porque a la hora de bajarse eso se vuelve un arma de doble filo, se siente como lija. 

11. Los dedos NO son mágicos. 


Uno de los problemas de los chicos es que creen que su ¨amiguito¨ es el único capaz de hacer que una mujer se venga a chorros, entonces quieren hacer lo mismo con los dedos. ¡Error! No todo es llegar y meterlos, hay que tocar suavemente e ir subiendo el ritmo conforme ella te diga. 

12. No sean bruscos. 


Que no los traicione su instinto animal. Tranquilos, no son carreritas ni un concurso de agresividad. Tomar las cosas con calma es la mejor opción; toquen suave y no presionen, porque no sólo duele en el momento, dejan la zona irritada. 

13. No metan la lengua. 


Disculpen, ¿quién les dijo que su lengua es su ¨amiguito¨? La lengua es para moverla, humedecer la zona y pasarla entre los labios. Ni de broma la metan, no se siente NADA

14. ¿Por qué jalan? 


Muchos hombres creen que cuando la chica se pone cachonda y se asoma el ¨timbre¨ pueden jalarlo y estirarlo como si fuera chicle; no tienen idea del error que están cometiendo en la cama. 

15. Controlen los lengüetazos. 


¿Han visto cómo bebe un perro sediento? Esos movimientos rápidos y cortos sólo funcionan un rato, no se pasen más de media hora haciéndolo. Aparte de que es cansado, es molesto. 

16. No se enfoquen en sus partes. 


Es claro que cuando se hace un oral hay que poner atención en sus partes, pero hay que estimular también el pecho, las piernas o el trasero.

17. No la ignores. 


La manera en que mueve su cuerpo, los gestos que hace y sus gemidos te están diciendo cómo vas. Presta atención para que ella no tenga que estarte diciendo: ¨más abajo...¨, ¨ahí no...¨, ¨a la derecha...¨. Coopera.

18. Deja que disfrute.


Los hombres son tan paranoicos que nomás ven que la chica se queda callada y se alteran; en realidad está disfrutando, es su momento; deja que se vaya y regrese. 

Y bien, ¿listo para hacerla estallar?

Recomendados
Recomendados