12 trucos para tener el mejor RAPIDÍN de tu vida. Los dos se vendrán en un minuto


A todos les ha pasado. Estás con tu pareja y simplemente te ‘dan ganas’...pero el tiempo no es suficiente o no están en el lugar apropiado. Es aquí cuando si andabas muy sensual y le haces caso a tus emociones terminas teniendo el famoso ‘rapidín’.

Esto no es nada del otro mundo. ¡Al contrario! Esto hace que haya más variedad en la relación y que salgan de la rutina un poco, qué mejor si es haciendo algo que disfrutas. Para que te la pases aún mejor, aquí te daremos doce trucos que harán que ese ‘rapidín’ parezca ser más largo de lo que realmente fue.


1. Lugar inusual


Si la idea es darle variedad a la situación, ¿por qué no ‘ponerse románticos’ en lugar que no sea común para ustedes? Empiecen con algún lugar de la casa como el cuarto de lavado o la cocina. Tampoco queremos que los arresten en el parque por ‘faltas a la moral’.



2. Volumen 


Dependiendo de dónde estén, es probable que no puedan hacer mucho ruido, pero esto sólo aumentará la adrenalina del momento y harán que las cosas fluyan mejor. Sin embargo, si ser silencioso no es lo tuyo, adelante. Que todos sepan lo bien que la estás pasando.

3. Mensajes subidos de tono


Ya tienes en mente lo que quieres, y tiene que ser en ese momento. Nada como mandarle un mensaje coqueto a tu pareja para que sepa lo que le espera con lujo de detalle. Si aún no es hora de verse, no podrás dejar de contar los minutos para que sea hora de irte a casa.

4. Nada de detalles


Aquí no se trata de tomarse su tiempo ni de movimientos tiernos. Vas a lo que vas, y esos detallitos que por lo general cuidas para que todo sea ‘perfecto’ salen por la ventana. Es muy probable que no terminen de quitarse todo lo que traen puesto.

5. Mucha ropa...mucha ropa


Hablando de ropa, no es necesario que te quites todo para tener un rapidín (al menos que seas Flash y te la puedas poner igual de rápido). El chiste es ahorrar el mayor tiempo posible.

6. Usa tu boca


Así es, un rapidín no solo se trata de eso que estás pensando. Existen otras partes de tu cuerpo con las que puedes llevar a cabo esta actividad. Eso también le da variedad a la situación.

7. Sé directo 


Di lo que quieres, cómo y cuándo. Aquí no hay tiempo para andarse con rodeos y averiguar qué es lo que le gusta a cada uno. Si fuera así, entonces no sería un rapidín. 

8. Mantén una sola postura


Una solo postura basta, si estás cambiando de una a otra se perderá el objetivo de que la actividad sea rápida. Enfócate en lo que estás haciendo y llegarás a tu punto máximo.

9. Autosatisfacción


Antes y durante. Cada quién conoce su cuerpo y esto hará que las cosas se suban de tono mucho más rápido.

10. Coordinación


Si tu pareja y tú quieren hacer cosas diferentes, tener un rapidín no funcionará. Cuando llevas más tiempo en una relación es más fácil averiguar qué funciona mejor en estos casos. En una relación de pocos meses, la química entre los dos tiene que estar a tope para que todo salga a la perfección.

11. Bajas expectativas


Recuerda, aquí no hay velas ni pétalos de rosa en piso con música romántica de fondo. Nada de eso. Así que no esperes que esta sea la mejor experiencia de todas que la idea es simple: satisfacer pero lo más rápido posible. 

12. Diviértete 


Ya sea que tengas un rapidín o una experiencia más duradera lo importante es que te la pases bien. De no ser así, tal vez lo tuyo no sean las sesiones cortas. 

Ahora mandale un mensajito pizpireto a tu pareja para que sepa que esta noche las cosas se pondrán interesantes y no te olvides de la protección.

Recomendados
Recomendados