Todos creían que estaba loca y la humillaban, pero cuando empezó a cantar…


La vida puede ser tan misteriosa que muchas de las historias de superación y de ejemplos para el resto de la sociedad como humanos aparecen cuando menos nos lo esperamos, sin embargo, un programa que ha tomado muchísima fama internacional ha sido el reality show “America´s Got Talent” donde distintas personas de todo el mundo acuden a mostrar su talento frente a unos jueces y un duro auditorio, y así concursar por el reconocimiento de todo un pueblo. Seguramente en alguna ocasión has llegado a ver alguno de esos emotivos episodios, pero la historia que estás a punto de conocer te conmoverá completamente. 



Se trata de Anna Clendening, una joven de tan solo 20 que aparentemente ha tenido una vida completamente normal debido a la gran fortaleza que tuvo para poderse presentar en un programa tan famoso y donde tantas miradas estarían sobre ella viéndola hacer un maravilloso espectáculo o de lo contrario, hacer un verdadero ridículo. 




Todo comienza cuando se presenta ante los jueces, que es cuando explica que es desempleada, pero debido a la condición que padece y que la ha hecho sufrir tanto. Confesó que sufre de trastorno de ansiedad y depresión, pues en su escuela todos sus compañeros se burlan de ella con terribles humillaciones, por lo que siempre le costó hacer amigos de verdad. Por lo mismo, hace un par de semanas su depresión la tenían aislada del mundo sin poderse levantar de su cama.

El terrible padecimiento de Anna le fue diagnosticado cuando tenía tan solo 14 años de edad, sufriendo ataques de pánico que le impedían salir de su casa, simplemente no podía llevar una vida normal, se sentía completamente vencida, para ella no existía el futuro, simplemente no quería seguir viviendo… 


Una de las cosas más duras es la postura de sus padres, quienes se empiezan a preguntar si alguna vez han hecho algo mal, pues la impotencia los invadía, no podian hacer nada, pero el dolor de ver a su pequeña sufriendo de esta manera es algo desgarrador, una experiencia que ningún padre debería pasar nunca en su vida.

Sin embargo, con terapia las cosas comenzaron a mejorar y poco a poco Anna se dio el valor que necesitaba para exponer su talento a todo el mundo. ¨No podía enfrentar el mundo y ahora estoy enfrentando a miles de personas”, dijo la joven de 20 años antes de cantar frente al público. 


Temblando por el pánico, el juez Howie Mandel le dio unas palabras a Anna antes de comenzar su presentación, confesando que él también sufre del mismo padecimiento que ella, y aparentemente fueron las mejores palabras que le pudieron decir, porque lo que hizo a continuación fue algo verdaderamente impresionante en compañía de su inseparable guitarra. 

Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ





Esta presentación le ganó el voto a favor de todos los jueces, quienes le dieron la bienvenida a uno de los programas más exitosos del mundo que ha logrado que muchos artistas brinquen a la fama

Recomendados
Recomendados