Salvó a una bebé en 1995. 22 años después recibe la mejor sorpresa de su vida…


Parece que la vida de todos está destinada a que ocurran ciertas cosas durante el tiempo que tenemos en la Tierra, como si se tratara de un excelente plan que alguien tiene para nosotros, cosas que en tan solo un instante pueden cambiarnos absolutamente toda nuestra vivencia… tal y como le ocurrió a un sujeto llamado Joe Campbell, quien se encontraba en una lavandería cerca de su casa, pero al revisar un cesto de ropa sucia que estaba abandonado inmediatamente se lo reportó al dueño del lugar, sin embargo al cargarlo sintió algo diferente, un peso extra que no debería estar ahí por el tamaño y cantidad de prendas; en ese momento su vida cambió para siempre.




Una pequeña mano se asomaba entre todo ese montón de ropa, como pidiendo ser rescatada, pero en ese instante las cosas para Joe cambiaron para siempre, era evidente que esa pequeña había sido abandonada, pero sin ningún tipo de evidencia, lamentablemente se trataba de un bebé con algunas horas de haber nacido, pues su cordón umbilical todavía colgaba de su ombligo, razón por la cual los paramédicos tuvieron que acudir de inmediato para atenderlo.



Lo más desconsolador fue que las autoridades ya habían reportado hace unos minutos que recibieron una llamada de una mujer que gritaba desesperada que no soportaba los maltratos y abusos de su pareja, razón por la que definitivamente no quería que su bebé creciera en un mundo así, mejor decidió hacerse a un lado, dejarla con la esperanza de que alguien bueno apareciera en su rescate.


Pero la mente de Joe no pasaba la idea de cargar con esa responsabilidad, razón por la que prefirió buscar un instituto que se pudiera hacer cargo de la pequeña Kiran, y así fue, durante un tiempo fue cuidada, pero él nunca dejó de estar al pendiente de ella, pues desde el momento que la cargo sintió un vínculo especial, entonces se dedicó a hacer sus días más alegres, aportando con dinero, cariño y mucho amor. Sus cumpleaños eran inolvidables, pero lamentablemente en varias ocasiones fue rechazada su solicitud de adopción, él quería ser el padre de esa niña que apareció en su vida por alguna razón.



Sin embargo, pasaban los años y Kiran no sabía quién era ese misterioso hombre que se había hecho cargo de ella durante tantos y tantos años, ella cumplió su mayoría de edad y por supuesto que se dio a la tarea de investigar quién era Joe y por qué fue que él forma parte de su vida, fue que se enteró que él fue quien la salvó de una muerte segura, de un terrible abandono, pero afortunadamente fue él quien la encontró.

Pasaron más de 4 años, pero Kiran seguía sin darse por vencida, no podía creer que ese hombre siguiera estando presente a pesar de que ya había cumplido su mayoría de edad, quería tener de frente a ese hombre que durante tanto tiempo le brindó a la distancia lo que cualquier niño quisiera tener, su tiempo, amor y sobre todo una vida digna. Estaba desesperada, así que definitivamente tuvo que acudir a redes sociales para pedir ayuda para poder localizar a esta persona a la que tenía que agradecerle absolutamente todo lo que ha hecho por ella. Inevitablemente esa publicación se hizo viral…


Pero finalmente ocurrió, luego de 22 años las redes sociales hicieron su magia y Joe y Kiran finalmente se tuvieron de frente, en un manojo de nervios ella asegura que nunca olvidará la imagen y sonrisa de ese hombre que dio todo para que ella estuviera bien, no se cansó de agradecerle y le dijo que se convirtió en su héroe anónimo, por otra parte él se disculpaba por no estar ahí para cuando ella quisiera, pero que en los años que la encontró él era un joven que no conocía lo que era tener el amor de un padre, pero gracias a ella pudo descubrirlo, pues su mirada, inocencia y sobre todo su vulnerabilidad lo llamaron para que fuera él el elegido de cuidarla por el resto de su vida.


Así fue, amigos, las redes sociales nuevamente lo hicieron, unieron a una familia, unieron los caminos de dos personas que por razones que a veces desconocemos se destinan a estar juntos por siempre.
Recomendados
Recomendados