“Quasimodo”, el perro deforme que nadie quería. Ya tuvo un final feliz…


Muchas personas viven infelices y frustradas, porque no tienen el cuerpo o la vida que quisieran, pasan los años enojados porque el mundo no se dedica a hacerlos felices; sin embargo, existen algunos valientes que eligen otro camino, ellos deciden no ser las víctimas y se convierten en los héroes de su propia vida ¿De qué lado estás tú? 



A continuación, te contaremos una historia que te dejará encantado y te llenará de inspiración para superar todos esos problemas que a veces frustran nuestra vida. 



Se trata de “Quasimodo”, un cachorro pastor alemán, el cual fue abandonado por nacer con una malformación en su cuerpo. 


Después de que lo abandonaron, pasó de casa en casa sin encontrar su verdadero hogar. Quasimodo se sentía solo y desamparado, pues por alguna razón que él no entendía, nadie quería que formara parte de su familia. 


Sin embargo, después de mucho tiempo de soledad y abandono, una bondadosa asociación civil llamada “Perritos de segunda mano” (Secondhand Hounds) se encargó de encontrarle una amorosa familia a Quasimodo. 


Al inicio, la familia adoptiva estaba un poco nerviosa, pues no sabía qué clase de cuidados debía recibir un perrito “enfermo” como Quasimodo. 


Sin embargo, el médico especialista de la asociación les aclaro que Quasimodo tiene el “síndrome de la columna rota” que a pesar de afectar su apariencia física, en realidad no le provoca dolor ni limita alguna de sus funciones físicas. Quasimodo puede vivir una vida perfectamente normal, igual de duradera que cualquier otro perrito saludable. 


Inmediatamente, Quasimodo conoció a la que sería su nueva familia y el amor sucedió a primera vista. 


Hoy es un perro feliz y juguetón, siempre agradecido por la segunda oportunidad que le dio la vida. 



La historia de Quasimodo nos enseña que a pesar de los obstáculos que la vida nos ponga, cada uno de nosotros tiene las herramientas para superarlos y salir adelante. Siempre y cuando encontremos en nuestro interior la valentía y el corazón para hacerlo. 



Por cierto… ahora Quasimodo es famoso y hasta da entrevistas, pero él sigue siendo un amor. 


Recomendados
Recomendados