No es suficiente con ser marido y mujer. Este es la clave para que tu matrimonio dure para siempre


¿Por qué fracasa un matrimonio?, es una de las preguntas más comunes que rondan en la cabeza de las parejas jóvenes que están a punto de unir sus vidas; hemos visto en ocasiones anteriores que no es suficiente con amor y química, también hace falta compromiso, pues son los tres pilares de un matrimonio estable. Pero existen otros factores que con el paso de los años la pareja va dejando atrás, muchas veces por causa de la rutina o de  hijos, otras veces por flojera o desinterés y en otras, porque creen que ya no es importante enamorar a su pareja. Piensan: "¿para qué, si ya estamos grandes, viejos y cansados?"

Recuerda que la juventud es cuestión mental, no eres viejo por tener muchos años sino por estar amargado o por dejar morir el romance, por conformarte y pensar que la pareja está segura y no hacer el intento de conquistarla todos los días, tanto hombres como mujeres. Quiero compartir contigo algunos secretos para un matrimonio exitoso, lleno de amor, complicidad y romance, pues esos detalles no deben morir con el paso de los años; ¡al contrario!, trabajen juntos para que la relación jamás se enfríe

1.Nunca dejes de expresar tu amor

¡Por supuesto que se aman!, pues ese sentimiento fue el que los unió; pero el tiempo a veces va desgastando las ganas de expresar lo que sienten, la rutina se convierte en una pesada carga que va dejando de lado los detalles, los “te amo” y las caricias, lo cual nunca debe ocurrir. Las parejas que se dicen y demuestran su amor constantemente son más felices y seguras sobre su relación, porque sienten que su pareja en realidad aprecia su compañía, su presencia y esto hace que las cosas se vean desde una perspectiva mucho más positiva. Dale fuerza a esa unión todos los días, nunca dejes de demostrar a tu pareja que ese amor que nació como golpe de pasión y química se ha transformado en un lazo imposible de romper.


2.Sean amigos

No sean solamente esposos con reclamos, incertidumbre, disgustos o discusiones por sus diferencias, jamás olviden que antes de estar juntos intercambiaban consejos, reían y compartían sus gustos en común. A veces es necesario dejar a un lado la pesadez de la rutina y escapar un rato como amigos, a platicar de sus inquietudes, a recordar los viejos tiempos en la escuela o ponerse en contacto con sus emociones más puras y profundas. 

3.Jamás dejen de ser amantes

¿Recuerdan la emoción que sintieron cuando sus miradas se cruzaron por primera vez? Tengan presentes esas bellas imágenes, esas sensaciones que les hicieron enamorarse y desear continuar en el mismo camino, cuando no importaba el tiempo porque lo único que buscaban era pasar un rato juntos. De eso se trata ser amantes, de buscar un espacio donde solamente la pareja importe, donde se puedan conectar los sentimientos y revivir con intensidad las mejores experiencias.  

4.Conviértanse en cómplices

Con el paso del tiempo esta cualidad afectiva se va perdiendo, ya que para evitar pleitos muchas parejas dejan de contarse algunas cosas, como pueden ser sentimientos, equivocaciones, frustraciones y preocupaciones, pero han olvidado que un matrimonio se fortalece cuando existe cierta complicidad. No se trata de contar cada detalle del día, sino de expresar sus emociones y siempre dando la bienvenida al apoyo, los consejos y nuevas formas de ver la vida. ¿Cómo revivir esta parte?: escucha a tu pareja sin juzgarla, trata de ponerte en su lugar en vez de criticar, para que esa confianza y ganas de involucrarse jamás se terminen.

5.Procuren pasar un tiempo a solas

Darse tiempo de calidad entre pareja resulta sumamente positivo y ayuda a reforzar el lazo amoroso y romántico. La vida en matrimonio no sólo se trata de criar hijos, pagar deudas, trabajar y vivir tranquilos, también es necesario crear su propio ambiente de pareja, donde puedan decir lo que sienten y piensan sobre la relación. Hace falta tomar un respiro de vez en cuando para fortalecer el vínculo afectivo. 

6.Que nunca se acabe la risa

No dejes que las presiones cotidianas te amarguen y acaben con tu sentido del humor, reír es algo muy bello y necesario para todos los matrimonios, pues quiere decir que disfrutan sus momentos en compañía. Salgan a pasear tomados de la mano y compartan momentos divertidos, verán que el estrés de la vida cotidiana parecerá cosa de otro mundo si saben compartir la alegría y el amor. 

7.No se vayan a la cama enojados

Es obvio que en una relación existen pleitos y muchas veces estos se dan al final del día, cuando están a punto de apagar las luces para irse a la cama. Nunca cometan el error de dormir con los nervios alterados, porque eso puede ocasionar un gran dolor, la sensación de incertidumbre al despertar es algo que va matando el amor y va llenando de amargura a cualquier pareja; procuren siempre resolver los conflictos antes de conciliar el sueño, pues cuando los pleitos se quedan en pausa, al amanecer la pareja tiende a callar y seguir como si nada hubiera pasado. Recuerda que los pleitos no resueltos se van acumulando hasta el punto en el que las cosas estallan, lo cual puede resultar dañino para la relación. 

8.No dejen de lado la intimidad

El amor físico es una demostración de cariño, química y atracción entre las parejas pero, como hemos visto, dicho interés se puede ir desgastando con el paso del tiempo, muchas veces hasta el punto de verlo como un trámite o requisito del matrimonio. ¡Tómate tu tiempo!, disfruta ese momento, descubre nuevas maneras de acariciar a tu pareja, recuerda que el romance es parte importante del matrimonio para seguirse conociendo, descargar tensiones y, además, para relajar cuerpo y mente mediante la unión del espíritu. El amor también se demuestra con caricias y besos. 

No existe fórmula para un matrimonio perfecto, pero sí es posible sacar lo mejor de cada uno para no caer en la rutina y hacer de la vida en pareja un trabajo en equipo, donde no se dejan de lado las necesidades del otro. Porque primero se es amigo, luego cómplice y después amante, así que jamás dejes de lado esos tres aspectos en tu relación. 

Recomendados
Recomendados