Niño “encuentra” 200 mil pesos en su casa y los reparte a los niños pobres de su escuela


Si eres de esas personas que no confía en los bancos y que prefiere guardar su dinero debajo del colchón, está noticia es para ti…

Sucedió en España, Barcelona, en la primaria Montbui de Caldes, lugar donde un pequeño niño de solo 11 años de edad, repartió entre sus compañeros una cantidad muy grande de dinero.


Fueron 200,000 pesos para ser exactos (10 mil euros) el niño encontró el dinero en su casa y sin saber de quién eran, los regaló en el recreo, invitando a que todos sus compañeritos se compraran algo en la tiendita de la escuela. 


Al llegar a casa, la familia muy preocupada pensó que se habían robado ese dinero; sin embargo, al poco tiempo, el pequeño confesó la verdad. Resulta ser que la abuelita había estado ahorrando para remodelar un baño de su casa y por eso escondió el dinero debajo del sillón donde el niño jugaba videojuegos por las tardes, al regresar de la escuela. 

Fue así cómo el menor encontró el dinero y lo tomó sin pensar, para regalarlo en la escuela, pues según dicen sus padres, siempre ha sido un niño muy bondadoso que sabe bien que compartir es muy importante. 

Durante toda esa mañana, el menor regaló todos los billetes de 100 euros cada uno. Cuando los padres supieron la verdad, inmediatamente acudieron con los directivos de la primaria para que avisaran a los padres de los niños y así regresarán el dinero. 

Cuando le preguntaron al menor por que lo hizo, contestó que él quería que sus compañeros se pudieran comprar todo lo que él tiene, pues sabe que ellos tienen menos dinero. Al ver sus buenos sentimientos, sus padres no se atrevieron a regañarlo, pues a pesar de que ellos tienen una familia acomodada, la escuela a la que asiste el niño es de clase baja, por lo que la mayoría de las familias de sus compañeros no tiene mucho dinero. 

Debido al gesto de bondad de su hijo, los padres decidieron dejar que los niños conserven el dinero y ellos se comprometieron a pagar por las remodelaciones de la abuela. No cabe duda que la niñez nunca dejará de enseñarnos lo que de verdad es importante en la vida: ayudar al prójimo. 

Recomendados
Recomendados