Mamá descubre que su hijo es un bully, lo humilla públicamente ¡Y se vuelve viral!


En la ciudad de Texas, Estados Unidos, recientemente una joven e indignada madre demostró por medio de las redes sociales el enojo que sintío por su hijo. 



Terry, madre soltera de un niño de 12 años llamado Jacob utilizó su cuenta de Facebook para criticarlo fuertemente, luego de ver como maltrataba física y psicológicamente a una niña, una nueva compañera alumna en su escuela. 


En su cuenta personal Terry publicó el siguiente mensaje: 

“Estoy absolutamente indignada por mi hijo de 12 años que pisó a propósito el pie de la chica nueva de la escuela; se lo torció tan fuerte que rompió sus zapatos nuevos. Te voy a decir algo Jacob, si te atreves a respirar frente a ella o en la dirección de cualquier otro para intimidar, yo te entregaré personalmente a sus padres para que realices tareas degradantes hasta el tiempo que ellos crean conveniente… ¡Dale un beso de despedida a tu dinero de cumpleaños porque vas a comprarle a la chica un nuevo par de zapatos y un ramo de flores! #YoNoTendreUnAcosadorEnCasa”.

En un principio Terry había etiquetado a su hijo en la publicación para que todos sus amigos y compañeros de escuela pudieran conocer los sucedido, pero luego de hacerse viral decidió remover la etiqueta. 

Para ese momento ya habían sido muchos los usuarios que habían podido ver el mensaje de la madre, algunas de las respuestas fueron positivas, pero la gran mayoría criticaban a Terry por haber expuesto y humillado al pequeño Jacob. 

Terry decidió actualizar su mensaje y así dar a conocer las razones de lo que hizo: 


“Él no es un chico grande, fuerte o divertido, es un niño de 12 años que tiene que hacerle caso a su madre. No me importa mucho si alguien no está de acuerdo con mi estilo de crianza, mi hijo humilló y avergonzó a una niña, independiente de su razonamiento (no pensó que podría romper su zapato, solo pensó que la niña podría moverse o saltar) esa pequeña quedó llorando, nadie sabe si quizá la niña dejó su antiguo colegio porque había sido humillada…así que imagina cuán peor la habría hecho sentir esa ridícula acción de mi hijo.

Así que el hecho de avergonzarlo en Internet no es comparable en lo absoluto a la humillación que tuvo que aguantar esa niña, caminando con un zapato roto y los ojos rojos de tanto llorar, siendo que era su primer día de clases.

Pd: Por supuesto que me senté y hablé con él sobre su comportamiento, no sólo lo etiqueté en un post para que lo leyera. Estoy completamente segura que esa simple “ocurrencia” que tuvo, no volverá a repetirse”.

En muy poco tiempo la publicación se viralizó en varias redes sociales, por lo que estamos seguros de que el pequeño Jacob lo pensará dos veces antes de portarse mal con una de sus compañeras. 

Recomendados
Recomendados