La escalofriante razón por que les están haciendo esto a todas las vacas. Dejarás de tomar leche


Para nadie resulta un tema desconocido la afición del ser humano por la crianza y el consumo de carne de res, pero debes saber que la primera vez que las personas llegaron a tener contacto con ese maravilloso animal se remonta a hace más de 10 mil años, que fue cuando lograron adiestrarlas y a formar parte de su entorno y vida diaria de distintas maneras, desde la leche, carne, la fabricación de calzado y una que otra prenda, básicamente se aprovecha casi todo de ellas, a pesar de eso existen culturas en el mundo que las consideran sagradas y su mínimo maltrato se convierte en un terrible delito que puede ser castigado con la muerte, pero en la mayor parte del mundo la historia es completamente distinta… Tienes que conocer el siguiente dato que te hará estremecer. 



La vaca que conocemos prácticamente todos en la actualidad es muy distinta al bovino del que ellas evolucionaron, mucho menos por las llamadas “vacas fisutuladas”, las cuales seguramente en algún momento has visto, pero si no sabes de qué trata a continuación te lo decimos. 



Son básicamente unas vacas que tienen un enorme agujero a un costado de su cuerpo, mismo que se encuentra tapado con una tapa, pero esto no es algo nuevo, fue una especie de ingenio de la industria ganadera que consiste en una intervención quirúrgica de unos 20 centímetros de diámetro, suficiente para que una persona pueda introducir su brazo y así analizar detenidamente el proceso digestivo de estos animales. Sin embargo, esta herida nunca se cierra por la colocación de una especie de prótesis, y la tapa que se coloca es para evitar infecciones que ponga en peligro la vida del bovino… por extraño que esto se lea.  


La primera vez que una vaca fue sometida a este proceso fue en el lejano año de 1833 y que comenzó a hacerse más común cerca del año de 1920 como una práctica de investigación científica entre algunas escuelas de veterinaria. 

Lo extraño es que en un principio se hizo para evaluar el proceso digestivo de las vacas, pero en la actualidad también funciona para analizar las reacciones por los tipos de alimentos que consumen diariamente estos animales. 

Aunque los procedimientos se realizan con anestesia, sin aparente dolor, tienen una imagen verdaderamente grotesca, que han provocado que varias Asociaciones Protectoras de Animales intervengan e intenten detener esta práctica que únicamente hace sufrir a los seres vivos.  


Pero como era de esperarse, los empresarios ganaderos, especialmente de Europa y Estados Unidos han alzado su voz para argumentar que en ningún momento la vaca sufre, y además tiene excelentes beneficios al medio ambiente por la poca producción de gas metano en el ecosistema, o sea, básicamente las emisiones de gases de los bovinos. 

De esa misma manera se han generado cientos de investigaciones que tienen como propósito descubrir técnicas más actuales e igual de efectivas sin necesidad de dañar a esta especie que ha sido parte fundamental de desarrollo y supervivencia de la raza humana. 


Aquí solamente te dejamos una pregunta: ¿Es justo esto para los indefensos animales y que se sigan experimentando con ellos como le plazca al ser humano? La realidad es que la industria ganadera es muy despiadada y cruel, y la única manera de verdaderamente protestar es dejar de comprar todos aquellos productos derivados de su leche o su carne. Si queremos vivir en un mundo mejor, tenemos que empezar con los detalles más simples. 
Recomendados
Recomendados