“El Cártel de las flacas”. Hermosas mujeres asesinas. Mira lo que le hacen a los hombres…


Muy cerca del puente que une a las ciudades de Brownsville y Matamoros, en la frontera con Estados Unidos, recientemente fue encontrado el cuerpo desmembrado de una joven mujer, Joselyn Alejandra Niño.



De acuerdo a una investigación difundida por el diario The Daily Beast, el sitio de noticias Valor por Tamaulipas dio a conocer la historia de la víctima, una de las últimas integrantes de un grupo de violentos sicarios, conocido como “El Cártel de las Flacas”.

Los restos de Joselyn fueron encontrados en una hielera de cerveza de un camión abandonado, en el lugar también se encontraron otros dos refrigeradores que contenían el cuerpo de otra mujer y un hombre.


Joselyn se dedicaba a trabajar como parte de un grupo de mujeres sicarias, el “Cártel de las Flacas”, uno de los grupos más violentos del crimen en México.

Las autoridades mexicanas en un principio no le dieron importancia a lo ocurrido, pero el periodista Michael Daily, corresponsal de The Daily Beast inició una investigación.

Ellas son mujeres delgadas, con cuerpo de modelos, portan chalecos antibalas, pasamontañas, maquillaje y utilizan costosas joyas. Pero siempre van acompañadas de rifles M4 y suelen mostrar sus vistosos tatuajes.


Por su parte, Andrew Chesnut, maestro de estudios religiosos de la Universidad de Virginia, informó que se trata de un fenómeno creciente en México.

"Desde 2007, cuando el expresidente Felipe Calderón intensificó la guerra contra las drogas, ha habido un crecimiento fenomenal en asesinas o 'sicarias'".

"Ellas se aprovechan de su belleza para enloquecer a cualquier hombre, lo que hacen es enamorarlos y así convencerlos de trabajar al servicio del cártel, la mayoría de ellos se integran como sicarios y distribuidores de mercancía".

Además, estas mujeres se distinguen por trabajar más sigilosamente y con mayor cautela que sus homólogos masculinos, quienes prefieren buscar el reconocimiento y la fama como criminales.

"Muchas, como Joselyn, son reclutadas de las cárceles por su apariencia de niñas buenas. La idea es que los cárteles rivales y la Policía no puedan imaginar que una 'chica flaca' sea una asesina a sueldo”, señaló Chesnut.
Recomendados
Recomendados