El ajo importado de China está lleno de metales y sustancias tóxicas. Mira cómo identificarlo…


Autoridades del gobierno mexicano emitieron una alerta para toda la población, ya que desde hace varios meses se ha estado importando ajo contaminado a nuestro país proveniente de China.



Es bien sabido que el consumo de ajo nos ayuda a combatir virus y bacterias, fortalece nuestro sistema inmunológico, limpia nuestras arterias, estabiliza nuestros niveles de colesterol y ayuda a eliminar los resfriados.

Por desgracia, gran parte del ajo disponible actualmente en el mercado podría estar afectando de manera severa a nuestra salud.

Una investigación realizada directamente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), reveló que los más grandes agricultores de ajo chino no cumplen con los estándares sanitarios y de calidad mínimos para la venta de este producto.



“Están utilizando pesticidas ilegales, perjudiciales para la salud, con el propósito de acelerar su crecimiento y producción. Utilizan forato y paratión, pesticidas que ya fueron prohibidos por el gobierno de China” señaló el documento emitido por la (OMS).

Incluso el gobierno de China demostró en un informe oficial del año 2014, que una quinta parte del suelo está contaminado por metales pesados como el arsénico y el cadmio.

Los campos de cultivo de ajo son regados con excesivas cantidades de pesticidas y fertilizantes.


Esto es lo que podemos hacer…

Para evitar consumir ajo proveniente de China una de nuestras mejores opciones es adquirir ajo orgánico, otra buena alternativa es el plantarlo tu mismo en el jardín de tu casa, solo procura sembrar una buena semilla y que no provenga de China.

El ajo chino puede identificarse porque es generalmente más grande de lo normal, su color es completamente blanco, tiene muy poco sabor y es muy difícil de quemarse, también es más ligero y cuenta con menos gajos que el cultivado en México.
Recomendados
Recomendados