7 ejercicios que debes hacer para no sufrir por los cólicos. Dile adiós al dolor


Si hay algo de lo que tienen ganas las mujeres cada que les llega el periodo, es encerrarse en el cuarto y no saber nada del mundo. Los cólicos no se los deseas ni a tu peor enemiga, ruegas porque las horas pasen rápido, sientes que nada te queda bien y parece que todo el mundo está en tu contra, cuando no estás llorando un mar de lágrimas, quieres matar a todo el que se te pone enfrente, pero ¡tranquila! es momento de decir adiós al dolor…



La solución está en levantarte de esa cama y empezar a moverte. Sé que al principio no es fácil, pero créeme: una vez que lo hagas todo será mejor. Cuando te ejercitas los cólicos menstruales se van. ¿La razón? El cuerpo libera endorfinas, fortaleciendo el sistema inmunológico y contrarrestando el dolor.   



Puedes empezar con un par de minutos al día, sólo necesitas: 

1. Caminar. 


En lugar de tirarte en la cama, sal y camina un rato, no necesitas hacerlo de forma acelerada, el chiste es que liberes tu mente; no olvides que todo lo que siente el cuerpo se debe a las señales que manda el cerebro, así que si lo mantienes ocupado te irá mejor. Verás cómo en cada paso, el dolor es menos. 

2. Baila.


No se trata de que te vuelvas una experta en el arte de la danza, mientras muevas la pelvis es suficiente, un movimiento similar a la danza del vientre. El baile permite que los músculos se relajen, aumente la temperatura y se liberen endorfinas, es decir, un analgésico natural que da la sensación de felicidad. Así que no hay pretexto para seguir en el sofá. 

3. Bicicleta. 


Es claro que los infernales efectos de los cólicos no sólo se sienten en el vientre; también las piernas y la espalda sufren las consecuencias, pero nada que un paseo en bici no solucione, es uno de los mejores ejercicios cardiovasculares y fortalece la circulación de la sangre. Si lo realizas media hora al día, no necesitarás ningún medicamento para el dolor. 

4. Yoga.


Uno de los mejores ejercicios para combatir los calambres en el vientre son las posturas que ofrece el yoga, ya que fortalecen los músculos y la pelvis, además de relajar el cuerpo. Deja de dañarte con todos esos analgésicos que con el paso del tiempo afectan el hígado y los riñones. Estas son las mejores posturas para el dolor: 

La cobra 


El gato 


La vaca 


5. Nadar. 


Muchas chicas corren del agua en ¨sus días¨ por temor a sufrir algún accidente, sin embargo, mientras acomodes el tampón de la forma correcta, no hay de qué preocuparse. Te vas animar cuando sepas que el agua ayuda a reducir la tensión en los músculos. Con sólo 30 minutos nadando los calambres van a desaparecer. 

6. Saltar la cuerda. 


A la hora de ejercitarte los brincos no pueden faltar, se considera una actividad de baja intensidad, sin embargo, trabajas todos los músculos. Cada vez saltas necesitas coordinar pies y manos, es decir, pones a trabajar el cerebro; el sistema nervioso pondrá su atención en eso y no en el dolor. Conforme vayas saltando, sentirás cómo los músculos abdominales y de la cadera se relajan. 

7. Correr. 


¿El dolor te provoca ansiedad? No hay nada mejor para tranquilizarte como correr, cuando corres se regeneran las células de los músculos, liberas endorfinas que tienen efectos similares a la morfina o la heroína, así que cualquier malestar o dolor  desaparece después de 30 minutos. ¿Qué esperas? 

No olvides: Dormir por lo menos 6 horas al día, llevar una alimentación balanceada y beber 2 litros de agua. 

¡Adiós al dolor!

Recomendados
Recomendados