5 armas secretas de los Nazis con las que Hitler quería destruir al mundo…


El pasado primero de septiembre el mundo llevó a cabo la conmemoración del 76 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial, el momento en el que el ejercito Nazi invadió a Polonia, todo bajo las órdenes del temido Dictador, Adolf Hitler.



Gracias a recientes investigaciones sabemos que los ingenieros del ejército Nazi desarrollaron en secreto una gran cantidad de tecnología en armamento, proyectos que fueron sumamente novedosos y sofisticados.

Durante el año 2015, uno de los autores de la revista Armas de la Segunda Guerra Mundial, KM Lee, hizo una entrega detallada de las armas más avanzadas creadas por el ejército Nazi.

1. Horten Ho 229, “El Bombardero Sigiloso”.


Muchos lo conocen como “el arma secreta de Hitler”, esta aeronave fue diseñada para transportar cerca de una tonelada de armamento mientras volaba a más de 49 mil pies de altura y a una velocidad cercana a los 1000 kilómetros por hora.

Equipado con dos motores turbojet, dos cañones lanza proyectiles R4M, el Horton es reconocido como el primer avión fantasma de la historia.


Desafortunadamente, este vehículo estuvo plagado de problemas desde su fabricación, ya que no duró mucho en combate, sin embargo, inspiró las más recientes versiones de este avión de combate.

Tal es el caso del Northrop Grumman B-2 Spirit


2. Fritz X, bomba guiada anti-barcos.


Actualmente se le considera como el abuelo de las modernas “bombas inteligentes”, el Fritz X fue un proyectil de 1.500 kilos, revolucionó el arte de la guerra por contar con un receptor de radio con el que podía ser controlado de forma remota y así poder alcanzar su objetivo.

De acuerdo a datos ofrecidos por el ejército de los Estados Unidos, este dispositivo podía penetrar hasta 28 pulgadas de armadura y podía ser lanzado de una altura de hasta 6000 metros, inalcanzable para el armamento antiaéreo de ese tiempo.


A menos de un mes de su primer utilización los Nazis acabaron con varios de los barcos de sardina italianos en Roma, en septiembre de 1943.

Esta arma no pudo ser empleada durante mucho tiempo, ya que el ejército alemán solo contaba con algunos aviones capaces de transportar este tipo de bomba, los cuales fueron destruidos rápidamente por los aliados.

3. Explosivos dirigidos a control remoto


Le llaman la bomba “Goliath” a control remoto, también conocida como “la larva” por el ejército estadounidense, este aparato fue controlado con una palanca y con la ayuda de dos poderosos motores, que fueron reemplazados después por dos pequeños tanques de gas.


El poderoso Goliath podía transportar entre 60 y 100 kilos de fuertes explosivos, su función principal era atacar el sitio de los enemigos, así como la destrucción de los poderosos tanques de guerra.


Los Nazis construyeron un total de 7,000 bombas de este tipo, que fueron las que marcaron la historia como el primero dispositivo explosivo capaz de ser manipulado de manera remota, a través de un control.


4. Cometa Messerschmitt Me 163


Durante la década de los años 30 los alemanes crearon este rápido avión, impulsado por un motor de cohete que podía alcanzar velocidades de hasta 1,100 km/h, lo que significó una enorme ventaja en contra del ejército aliado, que contaba con un avión que solo podía alcanzar hasta los 700 km/h.

Más de 300 de estos aviones fueron hechos en ese tiempo, los cuales fueron equipados con cañones calibre 30 milímetros.


Se caracterizó por ser muy rápido, capaz de evitar las armas enemigas, pero con tanta velocidad no podía acertar a la hora de atacar.

5. Cañón K, también conocido como cañón Dora


Sin lugar a dudas una de las armas de mayor popularidad desarrolladas por el ejército Nazi, se trataba de un cañón transportado sobre las vías del tren.

Fue construido en Essen, Alemania y fue utilizado principalmente para derribar las primeras barreras de defensa del ejército aliado, también será recordado por haber sido utilizada para atacar la fortaleza que rodeó a la ciudad de Sebastapol, en la península de Crimea.


Es considerada la pieza de artillería más grande que se haya construido jamás.

Contaba con un calibre de 800 milímetros, desafortunadamente solo pudo durar 13 días en combate, ya que para ser transportado requería de 25 vagones de tren, 1400 hombres y 3 semanas para ser montado Terminó siendo uno de los verdaderos fracasos para el ejército comandado por Hitler.


Recomendados
Recomendados