12 Datos increíbles sobre los besos que no sabías. Compártelo con tu novio.


¿Sabías que existe una ciencia que estudia los besos? Pues si, aunque suene raro esa acción tan rica, extraña y sobre todo llena de emociones y sensaciones, es tan importante para los seres humanos que tiene su propia rama de estudio, se llama “Filematología”, específicamente podríamos definir un “beso” según ésta, como la acción de posar los labios sobre una persona, pero checa esto, también puede ser a un animal, o a algún objeto en señal de amor. ¿Qué podría ser más adorable que eso?



Pero eso no es todo, ya que cuando nosotros besamos a una persona, desencadenamos cientos de reacciones químicas, nuestro cerebro sufre una serie de cambios, lo cual nos hace tener esa sensación de bienestar, protección, pasión y en general, sentirnos en las nubes ¡Por supuesto que a todos les ha pasado! Y si aun no has dado tu primer beso… pues te aseguro que quedarás fascinado.


En fin, el día de hoy, queremos mostrarles datos súper interesantes sobre esta demostración de amor, pero no crean que lo decimos al tanteo, ya que existe una investigación realizada por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en Chicago, y la profesora de Psicología Wendy Hill, participó también para demostrarnos todo lo que puede ocurrir durante ese mágico instante en el que besas a una persona amada o a tu querido y peludo amigo: 

1. Los besos de tu mascota aumentan las bacterias en tu boca


Lamentablemente, darle besos a tu mascota en su cabecita y sobre todo cuando dejas que te chupe, estás intercambiando cientos de bacterias con tu pequeño amigo, varias investigaciones así lo han comprobado, así que existe un alto riesgo de contraer enfermedades en las encías, salmonela e incluso lombrices, ya que las curiosas mascotas, suelen olfatear cualquier elemento que esté en la naturaleza, incluyendo desechos de otros animales ¡Ugh!. Lo más recomendable es siempre cepillarse los dientes después de haber jugado con nuestra mascota, sólo por si las dudas.  

2. Fortalecen tu sistema inmunológico


Cuando besas a una persona, también intercambian cientos de bacterias ¡Ups! Pero no creas que por eso se debe acabar la magia, porque esto a diferencia de lo que ocurre con tu mascota, sirve para fortalecer y mejorar nuestro sistema inmunológico. Según este estudio, el 20% de las bacterias que contenemos, varía con las de otros, así que ya lo saben, esto solamente hace que el organismo genere más anticuerpos, y otra curiosidad es que algunas de éstas, te ayudaran a limpiar tu dentadura ¡Pero claro! Procura lavarte los dientes antes de hacerlo, no vayas a espantar a tu pareja ¡Pero con el olor!  

3. Reducen tu nivel de estrés


Los niveles de cortisol (o sea la hormona que se libera cuando se somete a una persona a altos niveles de estrés) se reducen durante el beso, por eso vemos esa clásica escena en las películas donde la chica está enojada con el galán, y luego éste para tratar de contener la situación ¡PUM! la besa a la fuerza, para después vivir felices para siempre… No digo que así funcione en la vida real, quizá si un chico intenta eso, reciba una bofetada, pero lo que es seguro, es que esa chica (molesta o no) se sentirá menos estresada después de ese beso. 

4. La gente recuerda más el primer beso que…


Así es, que su primera vez, tanto hombres como mujeres eh… aunque ellos digan lo contrario, la primer experiencia sensorial fuerte que se da con la pareja o con alguien que te gusta, es mediante el contacto de los labios, ya que son varias las neuronas que reaccionan, se liberan químicos como la dopamina, la cual actúa como cualquier sustancia adictiva, causando una sensación de ansiedad y deseo que afecta el ritmo cardíaco ¡Algo muy difícil de olvidar! 

5. Son un excelente ejercicio facial


¿Sabías que son 34 los músculos faciales que se mueven mientras ocurre ese momento mágico? Sobre todo cuando el beso se da con todas las ganas del mundo. Sin duda es un buen ejercicio, mejora tu circulación en esta área y pues se siente muy bien ¿Qué más pretextos quieres para correr y besar a tu novia? Además existe un músculo especial, llamado “músculo orbicular de los labios”, este es el que se usa para fruncir los labios y controla este movimiento tan particular, por lo tanto se la ha llamado comúnmente como “músculo de los besos”.

6. Hay neuronas especiales para besar


Pero lo más interesante es que estas neuronas nos ayudan a besar en la oscuridad ¡A verdad! Eso no te lo imaginabas, pero sí, en 1990 la Universidad de Princeton descubrió este interesante dato, pues algunas neuronas especiales del cerebro contienen información sobre la conciencia visual y del tacto específicamente ante los rasgos faciales de otros seres humanos, lo cual nos ayuda a encontrar los labios de la pareja, aun cuando las luces ya están apagadas… Así que no temas robarle un beso a la chica que te gusta mientras bailan en lo oscurito. 

7. El beso tiene su lado científico


Así es, de alguna manera adquirimos conocimiento de la otra persona cuando estamos besando, ya que el cerebro involucra cinco nervios craneales para obtener información genética de esa persona, es casi tan efectivo como el proceso del pensamiento ¡Es algo increíble! 

8. Libera la “hormona del amor”


Durante el beso se libera una hormona llamada “oxitocina” o mejor conocida como “la hormona del amor”, esta tiene una función muy importante para desarrollar sentimientos de apego y estimula el nivel de compromiso de una pareja; de alguna manera, los besos ayudan mucho a que se establezcan relaciones a largo plazo. 

9. La saliva contiene hormonas


¡A verdad! Pues aunque nos dejamos llevar siempre por el romance y el amor cuando se trata de besar a una persona, la biología y la ciencia tienen una explicación para que la temperatura suba cuando besas a tu pareja, y ésta es que la saliva contiene hormonas ¡Así es! La de los chicos libera una pequeña dosis de testosterona, lo cual vuelve locas a las mujeres y acelera sus latidos. En cambio ellas liberan estrógenos, lo cual de alguna manera les ayuda a los chicos a analizar de manera inconsciente si su pareja tiene cierto grado de fertilidad. 

10. Su origen aún es incierto


Aunque no se sabe exactamente como, pero algunas teorías señalan que el origen de los besos surgió como una respuesta a la evolución de ciertos animales, supuestamente este contacto de boca a boca comenzó como una necesidad, cuando las madres de los simios alimentaban a sus crías masticando sus alimentos por ellos y después pasándolo directamente a su boca. También mediante el impulso de alimentar con leche materna. Seguro no te lo imaginabas. 

11. ¿Por qué cerramos los ojos?


En realidad es algo muy simple, cuando dos personas se besan las pupilas se dilatan, este efecto es causado por todos los químicos liberados. 

12. ¿Bacterias dónde?


Creerás que no es para tanto, pero cuando dijimos en el punto anterior que se transmiten bacterias de boca en boca, nos referimos a la impresionante cantidad de 80 millones de bacterias ¡Woow! Pero no tienes que asustarte, pues mientras ambos estén saludables, todo estará en orden.
Recomendados
Recomendados