10 problemas que solo las piernudas entenderán. Los hombres aman el #6


¿Eres de esas chicas que tienen curvas con vida propia? ya sabes por más que quieres pasar desapercibida tus enormes muslos terminan traicionándote, simplemente es como si cargaras otra persona contigo, son batallosos, inoportunos y te han hecho pasar muuuuchas vergüenzas, ¡así es! no todo es tan lindo como parece…


Las chicas somos complicadas y punto, las que son flacas quieren un poco de carne, las gorditas mueren por entrar en la talla 2, las planas darían lo que fuera por tener un buen trasero, pero las de ¿muslos gruesos? bueno ellas se la pasan en una guerra constante con la ropa y el mundo entero ¿crees que exagero? 

Para nada y te diré porque…

1. ¡No hay pantalones! 


Es un lío encontrar los pantalones correctos, si los quieres justos de la cintura, no te entrarán de las piernas y viceversa. No por gusto prefieren los leggins. 

2. Miradas que no quieres. 


Estás acostumbrada a que tus muslos se roben miradas. 

3. No poder cruzar las piernas. 


No es que no les guste mantenerse como señoritas de piernas cruzadas, la verdad ¡es un martirio! tener una sobre la otra y ni hablar si es época de calor. 

4. Es un terremoto correr.


Sí, tal vez para los chicos es muy atractivo ver correr un par de sentaderas. ¡Claro! porque no tienen idea lo molesto que es sentir como rebota el asunto. 

5. ¿Y el bikini? 


¿Realmente creen que es fácil encontrar traje de baño? las piezas no están hechas para las curvas y terminas jugando a sacarte el calzón a cada rato.

6. Minifaldas traicioneras. 


Valiente aquella chica bien proporcionada que se atreve a usar una minifalda pues tiene que cuidarse que no se suba todo el tiempo. 

7. No shorts 


Por supuesto que los shorts son lindos, pero si no quieres lucir como una zorra lo mejor es que compres tallas extra grandes, pues tus muslos se asoman. 

8. Tu trasero tiene vida propia. 


Ni de broma entras en espacios pequeños, más de alguna vez has golpeado a uno al pasar. 

9. ¿Experta en el baile? 


Todo el mundo cree que porque tienes curvas definidas eres una experta en el baile, cuando en realidad apenas y te balanceas de un lado a otro. 

10. Pantalones rotos. 


El último pero el más terrorífico, algo con lo que tienen que lidiar estas chicas es con andar libremente por ahí e inesperadamente sentir como rasgan sus pantalones, porque simplemente sus piernas cobran vida y terminan con los jeans rotos. 

Y entonces ¿segura que quieres muslos grandes?
Recomendados
Recomendados