Niño perdió el pie por usar zapatos Crocs. Comparte y que no se repita


Desde su surgimiento en el año 2004 hemos podido ver como los zapatos de la marca Crocs se han convertido en uno de los productos más cotizados alrededor del mundo. Su diseño de goma permite que sea un calzado cómodo y flexible, ideal para niños y adultos, por lo que no sorprende que más de una década después sigan siendo de los más vendidos a pesar de que muchas copias de ellos abundan en los mercados ambulantes.



Una mujer originaria de Guadalajara, Jalisco, decidió comprarle un par de estos zapatos a su hijo de dos años, solo que al hacerlo nunca imaginó que sería la peor decisión de su vida. Ya que el pequeño tenía muy poco tiempo de haber dado sus primeros pasos y ella buscaba un calzado que le fuera cómodo mientras aprendía y se acostumbraba a caminar.


Aunque los Crocs suelen traer una etiqueta que alerta sobre los peligros que pueden causar, la señora los había comprado usados y nunca supo que el calzado ponía en gran riesgo de peligro a los niños pequeños. Su elaboración de goma y resina provoca que se puedan atorar en superficies en movimiento, particularmente en las escaleras eléctricas.


Un día, la señora salió a hacer las compras del hogar con su niño. Mientras estaban en el centro comercial pensó que a su esposo le faltaba una cartera y decidió sorprenderle con el regalo. Mientras subía las escaleras, llevaba al niño de la mano y este, como todo bebé curioso estaba fascinado con el barandal. Mientras jugaba su pie se atoró en el riel de la escalera, la madre intentó safarle pero le fue imposible, conforme la escalera avanzaba el zapato del pequeño se iba atorando más y más. Tras escuchar los gritos de la madre el personal de seguridad del centro comercial detuvo la escalera, pero ya era demasiado tarde, el pequeño tenía los deditos deshechos.

Rápidamente llegó una ambulancia al lugar, el niño fue operado de emergencia pero debido a lo sucio de la escalera, la herida estaba muy contaminada y los médicos decidieron amputarle el pie para evitar infecciones mayores que pudieran causarle la muerte.


Hoy el pequeño de 4 años ha sido sometido a varias cirugías y se ha acostumbrado a caminar con una prótesis, recuerda poco del accidente debido a la edad que tenía cuando todo ocurrió. Por su parte, la madre realizó una fuerte campaña en Facebook exhortando a los padres de familia para que dejen de comprar este calzado a sus hijos, además de crear conciencia de los peligros que pueden causar. Ya sean Crocs originales o copias, ambos pueden provocar un gran daño.

Recomendados
Recomendados