Mira por qué nunca debes dejar que te meta el dedo. Podría matarte


Las relaciones de pareja son una de las mejores cosas que tiene la vida y así como son ricas en amor, no podemos negar que de repente nos dan unas ganas de tremendas de hacer todo con esa personita que hace latir nuestro corazón. Son como unas cosquillas que te dan en la parte inferior del abdomen y sólo hay una forma de controlarlas ¡con mucho contacto! Lo malo del caso es que no siempre tenemos el tiempo y el espacio para hacer ya sabes qué, entonces recurrimos a ciertas acciones para que las ganas se controlen, aquí es donde te podrías poner en peligro. 


Las ganas aparecen y es poco lo que podemos hacer, pero a veces también por ignorancia recurrimos a prácticas peligrosas, una de ellas es jugar con los dedos en la zona privada de la pareja. Estamos hablando de introducirlos para provocarle diversas sensaciones. 



Johanna Méndez es una joven que hace algunos meses vivió una experiencia horrible por andar haciendo cosas como estas, bueno, más bien por permitir que su novio las hiciera. Mientras su novio jugaba con sus manos debajo de sus pantaloncillos no tuvieron la precaución de lavarse bien, así, la  tierra, hongos y bacterias que estaban en las manos y debajo de las uñas del chico, llegaron al interior de Johanna.


En ese momento todo estuvo bien, ella sintió delicioso y hasta llegó al punto máximo de cualquier encuentro. Pero días después experimentó mucha picazón y ardor, cuando ya no pudo soportar acudió al médico y ahí supo que tenía una infección muy delicada que de no haberse tratado, la hubiera podido dejar estéril. 


Aunque la pena era mucha, Johanna decidió compartir su historia en redes sociales para que tanto hombres como mujeres, tomaran conciencia de que no está mal divertirse, siempre y cuando sea con responsabilidad y claro, mucha limpieza. 



Recuerda, antes de este tipo de acción, unas manos limpias podrían evitar graves infecciones y en algunos casos hasta la propia muerte. 


Recomendados
Recomendados