Los 11 peores intercambios de navidad. El #4 debe ir a prisión por ojete


Los intercambios siempre son un fraude, aunque se establezca los precios de los regalos, nunca falta el gandaya que se aprovecha y busca algo en la tienda de a 20 pesos nomás para no quedar mal. Y para colmo, es al que le toca el mejor regalo. Ya sabes que si te toca el de tu jefe de oficina, o el de alguna de tus abuelas, no te vas a salvar de una taza o de un suéter del siglo pasado, que usaba tu abuelo. 


Estos son los diez peores regalos que puedes dar en un intercambio. Si el que te tocó te cae mal. Pues ya sabes por dónde tirarle. 



1.- Regalarle un Adolf Hitler versión figura de acción a alguien no es buena idea.


2.- A la niña le tocó un sándwich en el regalo de intercambio con su hermano… fue la peor navidad de su vida.


3.- Esa sonrisa de compromiso cuando abres el paquete y te das cuenta que mejor te hubieran regalado una taza.


4.- Esas bromas son las peores. Te hacen creer algo fatal, luego que tienes a la mejor familia y después… todo resulta en otros calcetines.


5.- Tampoco falta el que quiere regalar artículos ocurrentes como este.




6.- El intercambio secreto siempre es un fraude. Los rodillos y las planchas abundan, y luego ni siquiera nuevos.


7.- La taza con chocolates y dulces es obligatoria. Y horrible…


8.- El que se cree chistoso y te regala este tipo de cosas… es al que le toca la televisión de 60 pulgadas en la rifa.


9.- Siempre hay alguien que recibe lo más inútil posible. Al calvo le toca un peine, al que no tiene carro un cubre asientos… siempre pasa.


10.- El cuñado resultó ser el más afortunado en el intercambio. ¿Habrá roto el moño?


11.- El suéter más feo que se haya hecho jamás en la historia, lo tiene tu abuela guardado especialmente para ti.



Recomendados
Recomendados