Irán se la regresa a Trump. Los gringos son humillados en donde más les duele…


No cabe duda que la realidad sencillamente supera la ficción y en esta ocasión le tocó ser el protagonista al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien luego de prohibir otorgar visas a ciudadanos de siete países musulmanes para ingresar a Estados Unidos, Irán ya hizo oficial el hecho de que no permitirá la entrada de luchadores norteamericanos al campeonato que se llevará a cabo en el País asiático. 


Finalmente lo que parecía imposible se hizo posible y las autoridades iraníes aseguraron que luego de las políticas implementadas por Estados Unidos, Irán no se quedará con los brazos cruzados, por lo que prohibirá la entrada a los luchadores estadounidenses en el campeonato Mundial de lucha libre, mismo que desde 1998 había recibido cálidamente a los norteamericanos. 




Desde los inicios de este deporte los luchadores estadounidenses fueron catalogados como  los mejores del mundo, lamentablemente no tendrán la posibilidad de competir en esta ocasión. Se trata de la primera vez en la historia de esta competencia que la delegación norteamericana se quedará sin medallas. 

La negativa por parte del gobierno de Irán ya fue considerada como una de las más grandes humillaciones en contra del gobierno de Donald Trump, puesto que varios de los mejores luchadores norteamericanos ya se encontraban en ese país y fueron cruelmente deportados. 

Debido a la ausencia norteamericana ahora el equipo de luchadores de Rusia y China se ubican como los favoritos para conquistar los primeros lugares. 

Tal parece que a Donald Trump las cosas no le están saliendo como pensaba y a diferencia de lo que creía, nadie pretende agachar la cabeza. 
Recomendados
Recomendados