Hace un año pesaba más de 300 kg. No creerás como luce hoy y cuál fue su secreto



No hay duda que hoy en día la cantidad de personas con sobre peso ha aumentado de forma considerable, sobre todo entre los jóvenes, pues al parecer se sufre de ansiedad y estrés a muy corta edad, además la falta de cultura de una buena alimentación y el aumento de comida chatarra solo incrementan las estadísticas. Esto es algo que Amber Rachdi de 24 años de edad sabe muy bien, pues a causa de su relación tóxica con la comida, llegó a pesar hasta 300 kilos,  en ese punto ya no podía caminar, y pensó que seguramente su vida acabaría pronto y de forma dolorosa, así que decidió hacer un cambio para poder salvarse. 



Amber vivía con unos amigos y con su novio Rudy, y a pesar de que él siempre la había apoyado y amado sin pretextos, llegó un punto en el que ni siquiera podían estar juntos en la cama, tener “acción” entre las sabanas era muy difícil para ambos, hasta llegar al punto en el que la experiencia ya no era divertida, además ella empezaba a sufrir de infecciones interminables entre los pliegues de grasa.




Así que Amber decidió cambiar sus hábitos por ella y por su novio, para empezar se inscribió en el programa “My 600 pounds” (Mis 600 libras en español).


Para poder bajar de peso, su mejor opción era someterse a una cirugía de banda gástrica, sin embargo, preocupada por su bienestar, decidió consultar a uno de los mejores doctores especializados en la materia, pero él no estaba cerca, de hecho tuvo que viajar horas en avión, pero al ser tan grande la aerolínea le pidió pagar dos asientos.


Al revisarla, el médico le puso una condición, si ella lograba bajar al menos 10 kilos por sí sola, él lo tomaría como prueba de su voluntad y le haría la cirugía sin pretextos, así que sin dudarlo Amber aceptó el reto.




Finalmente Amber volvió a consulta con el médico, y aunque solo había logrado bajar hasta 8 kilogramos hasta ese punto, él acepto realizarle la cirugía, la cual fue sumamente exitosa, pues al pasar tan solo siete meses de su recuperación, ella ya había perdido 42 kilos. 

Amber estaba emocionada, podía moverse sola, se sentía agradecida por ello y empezó a ejercitarse y mantener una alimentación balanceada.


Sin embargo, su pérdida acelerada de peso, la dejó con exceso de piel en todo su cuerpo que la hacían verse más grande de lo que realmente era, y eso era algo que ni la alimentación ni el ejercicio podrían arreglar. Un año después de su cirugía, había perdido un total de 86 kilos ¡Increíble! Así que el médico aceptó realizarle una segunda cirugía en la que eliminaría el exceso de piel. 


Después de varios años de lucha contra sus problemas de sobre peso, ahora Amber se siente más fuerte que nunca, goza plenamente de su vida y se siente agradecida por el apoyo de su novio y amigos. La vida se ve brillante para ella e incluso hasta se ha comprometido en matrimonio con el amor de su vida. No hay duda que todo es posible si realmente te lo propones. 



Recomendados
Recomendados