El paracetamol está matando a los niños. Doctores ya no lo recomiendan


No hace mucho tiempo Internet se llenó de memes donde se mostraba al paracetamol como la solución a una infinidad de malestares. Aunque el chiste en su momento causó gracia, esto reveló el gran uso que la población le daba a la sustancia y cómo se había vuelto en el origen de padecimientos más graves especialmente en los niños. Al parecer, el paracetamol no sólo afectaba el dolor físico sino el emocional y también, aparecieron investigaciones que lo relacionaban con problemas en el estómago, fallas hepáticas y fallas renales.



Primero encontramos un estudio realizado por la Universidad de Ohio que se publicó en la revista “Neurociencia social, cognitiva y afectiva”. En él se demostró que el consumo constante de paracetamol provocaba cambios radicales en las emociones y que quienes dejaban de sentir sus dolores físicos también reducían su empatía por el dolor físico y emocional de los demás. 




En el primero de sus estudios participaron 80 estudiantes,  a la mitad se les dio paracetamol y a la otra mitad un placebo (una píldora sin ningún tipo de efectos). Ellos no sabían qué habían tomado y minutos después, al ver imágenes de personas que habían sufrido algún tipo de dolor, los del placebo consideraron las situaciones como graves mientras que los que ingirieron paracetamol no lo consideraron tan importante.


Después hicieron un segundo estudio con 114 estudiantes, igual a la mitad se le dio un placebo y a la otra mitad paracetamol. Todos fueron expuestos a una serie de explosiones y luego evaluaron la molestia que les causaba, los del paracetamol le dieron menos importancia y consideraron que otros no serían afectados por algo así. Por otra parte, los que tomaron placebo sí se quejaron de la explosión e insistieron en que otras personas también se molestarían.


Por su parte, la FDA (la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos), declaró que el paracetamol estaba relacionado con un gran número de muertes ocasionadas por problemas hepáticos (del hígado) y pidió a sus médicos que limitaran las cantidades del medicamento que recetaban. La FDA encontró que el paracetamol provocaba insuficiencia heṕatica, la necesidad de trasplantes de hígado e incluso que podía provocar la muerte. 


Las principales causas de estas complicaciones se dieron por tomar más del paracetamol recetado, por tomar varios medicamentos con paracetamol a la vez y por tomar alcohol cuando se estaba ingiriendo el medicamento. En el caso de los niños es aún más delicado, pues como su organismo no está completamente desarrollado, tienen pocas defensas y no pueden contrarrestar adecuadamente lo que el paracetamol provoca.


La FDA pidió a los padres de menores de edad que no administraran paracetamol a los niños, indicaron que no era un medicamento inofensivo y que en caso de ser necesario, un médico pediatra debía establecer la dosis de paracetamol en relación al peso del menor. 


Las universidades de Kentucky y Arkansas, también revelaron que el paracetamol y el ibuprofeno no mejoraban el padecimiento de gripe o fiebre sino que lo empeoraban. Además, encontraron que los padres daban dosis que iban más allá de lo que el niño pudiera necesitar, lo que derivaba en problemas de hígado, estómago y otros órganos. 


La recomendación general es que deje de tomarse Paracetamol y que si es obligatorio usarlo, que sea un médico quien recete la dosis apropiada. La automedicación y el abuso del medicamento podría provocar la muerte.

Recomendados
Recomendados