El lugar más protegido y misterioso del mundo. Nada de lo que entra sale vivo de ahí


En la isla noruega de Svalbard podemos encontrar al que se conoce como el lugar más protegido en el planeta, se trata de la Bóveda del fin del mundo, una especie de Arca de Noé agrícola que conserva prácticamente todas y cada una de las semillas que actualmente se conocen en el mundo.


Fue creada en el año 2008 por Noruega a 1,300 kilómetros del Círculo Polar Ártico con el objetivo de proteger cientos de miles de semillas que son vitales para la humanidad, se trata de una medida preventiva en contra de posibles desastres como una guerra, una pandemia o un fenómeno natural.


El lugar alberga a más de 864 mil muestras de semillas, aunque cuenta con una capacidad para 4 millones.


Seguramente nunca imaginaste que una bóveda de semillas resultaría ser un lugar tan importante, pero se trata de un deposito que puede significar la última esperanza de vida en caso de que la humanidad enfrente algún peligro que amenace con extinguirnos.



La bóveda del fin del mundo está diseñada como un fuerte impenetrable, cuenta con personal que la resguarda las 24 horas y sistemas de vigilancia con la tecnología más avanzada.

Debido al contenido de la bóveda si surge alguna amenaza biológica que logre penetrar su interior, esta muere al instante. El complejo posee un sistema integral que erradica todo tipo de contaminación, peste o amenaza bacteriológica. 

Esta bóveda no solo es el lugar más seguro, también es el más protegido por los gobiernos del mundo entero.

El proyecto es parte de una comisión dirigida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), encargada de desarrollar los mecanismos necesarios para preservar la vida humana.



Recomendados
Recomendados