Después de 20 abortos había perdido la esperanza. Lo que hizo para embarazarse te provocará nauseas


Hoy en día es normal toparnos con historias capaces de arrancarnos las lágrimas y por su puesto, aquellas que tienen que ver con maternidad, se encuentran entre las principales. Día con día vemos cómo muchas mujeres postergan a una etapa más avanzada la idea de ser madres con la finalidad de alcanzar el éxito profesional, mientras que otras tantas sufren a diario la pena de no poder tener hijos... Y una historia que en verdad nos toca el corazón  es la de Lytina Kaur, pues después de sufrir cáncer a la corta edad de 17 años, los médicos le dijeron que nunca podría ser madre, sin embargo ella intentó de todo para lograr su sueño. 

Lytina sufrió de leucemia mieloide aguda, un tipo de cáncer muy agresivo que aumenta la producción de glóbulos blancos, la única alternativa era un tratamiento con trasplante de médula, y aunque se sentía afortunada de sobrevivir a su enfermedad, los médicos le dijeron a causa de esto no podría tener hijos.
“No puse demasiada atención a esto en aquel momento, ya que lo más importante era sobrevivir”, esto es lo que Lytina pensaba en ese momento.



Después de unos años, todo parecía ir muy bien con su vida, pues en el 2007 con 23 años, se casó con el amor de su vida, después de un tiempo decidieron que era tiempo de tener hijos, sin embargo el fantasma de su pasado la seguía, pues en el 2010 perdió a sus mellizos en una etapa avanzada del embarazo, Lytina estaba devastada. 

Entonces decidieron que la alternativa en ese momento era adoptar, así que iniciaron el proceso en Asia, pues para ellos era importante tener un hijo que tuviera rasgos parecidos a los de ellos, sin embargo la búsqueda se prolongó y nunca obtuvieron respuesta de un posible candidato. Después entre el 2013 y 2015 le dieron la oportunidad a la fecundación in vitro en la India con seis vientres de alquiler, sin embargo ningún bebé se logró. Así que después de  intentar de todo, empezaban a aceptar su destino, que tal vez jamás tendrían hijos.


Como último recurso intentaron un tipo de inseminación realizado por médicos naturistas en el Congo, su tratamiento la obligaba a beber sangre de serpiente todas las noches durante cuatro semanas. Pero en Febrero del 2015, luego de 15 semanas de intentarlo, el médico les dijo que no podía ayudarlos en ese momento, pues Lytina ya estaba embarazada, sin embargo con su historial, les comentaron que no podían asegurarles que el nuevo bebé pudiera sobrevivir, pues era casi seguro que este también terminara en aborto, y aunque ya no tenía muchas esperanzas, la pareja decidió mantenerlo en secreto.
Mientras tanto Lytina guardó total reposo con la pequeña esperanza de hacer que su bebé sobreviviera, ella solo podía salir de la cama para hacer sus necesidades o tomar una ducha, además estaba estresada y preocupada de que en cualquier momento apareciera el terrible sangrado en su cama.

Finalmente en septiembre del 2015, después de 20 abortos, Lytina cumplió su sueño de ser madre al dar a luz a una hermosa bebita a la que llamaron Kiran. 


Entonces la suerte que no tuvieron en todos los años pasados, de pronto explotó, pues recibieron una impactante noticia, el hospital de la India les informó de un “error”, pues habían vuelto a inseminar a un vientre con su embrión por accidente, ahora la mujer estaba embarazada de sus mellizos e increíblemente nacería en noviembre del 2015 ¿Imaginas eso? Tener una bebé de un mes y medio y después unos mellizos recién nacidos. 


Afortunadamente fue un embarazo saludable y el parto no tuvo complicaciones, ahora también eran padres de dos hermosas mellizas.


Pero su racha de suerte no acabó allí, pues mientras estaba en la India realizando los trámites para llevar a sus mellizas recién nacidas a casa, se enteró de algo sorprendente, estaba embarazada de nuevo.

Para junio del 2016, Lytina dio a luz a su cuarta hija Kiyara, quien nació antes de tiempo con tan solo 28 semanas de gestación, afortunadamente después de unos meses en el hospital, la bebé estaba sana y pudo irse a casa para estar junto a sus hermanas y bajo el cuidado de sus padres. 


Aunque  la pareja sufrió por mucho tiempo al no poder alcanzar su sueño, ahora se sienten muy afortunados y agradecen haber tenido tanta suerte, pues de la nada y sin esperarlo, lograron tener la familia que siempre habían querido. 


Si quieres conocer más detalles acerca de esta hermosa historia, puedes ver el siguiente video en inglés:






Si no puedes ver este VIDEO da click AQUÍ:
Recomendados
Recomendados