Así luce Hope 1 año después. No creerás lo que un millonario ruso hizo por él…


Después de ser cruelmente abandonado por sus padres, la historia de Hope le dio la vuelta al mundo y es que ellos aseguraban que su hijo era un brujo, y como no tenían dinero para pagarle una limpia decidieron arrojarlo a la calle, cuando el apenas contaba con dos años de edad.


Por fortuna Anja Ringgren Lovén, nacida en Dinamarca, encontró a Hope en la calle y decidió llevar a cabo los trámites para adoptarlo como su hijo.


Luego de un año de haberse concretado la adopción, la vida de Hope ha cambiado de forma radical, actualmente se encuentra en la escuela y está más feliz que nunca.


Pero ella no solo le cambió la vida a su pequeño Hope, también se encarga de ayudar a millones de otros niños, luego de haber fundado dos asociaciones que se dedican a ayudar a niños abandonados en varios países de África.


“Cuando yo encontré a Hope lo primero que pensé fue que ningún niño a esa edad puede sobrevivir a los peligros de las calles y como se trata de algo muy común en Nigeria, decidí que era el momento de hacer un cambio”.

“Hope estaba muy mal, tuvo que recibir un gran número de transfusiones, tuvo que ser desparasitado, además, de ser alimentado de manera especial por su severo nivel de desnutrición”, dijo Anja para una entrevista reciente.




“Al lado de David Emmanuel Umem, Nsidibe Orok y todo el equipo que colabora conmigo, tuvimos una misión de rescate el 30 de enero de 2016. La misión terminó volviéndose viral y hoy después de un año, les muestro como la vida de Hope ha cambiado. Ha ingresado a la escuela y ambos no podemos estar más felices”.


En el siguiente video podemos ver feliz a Hope, la alegría que todos los niños del mundo deberían recibir.



Actualmente Anja y su esposo han creado un orfanato y planean seguir invirtiendo su tiempo y esfuerzo para darle seguimiento a sus proyectos, en los que intentar salvar la vida de millones de niños en el mundo y por si fuera poco, gracias a la conmovedora historia de "Hope" un millonario ruso donó una enorme cantidad de dinero para que Anja y su esposo puedan seguir con sus operaciones y también para pagar los estudios de "Hope" hasta que termine la universidad, incluyendo 2 becas en el extranjero. No cabe duda que la esperanza es lo que nos mantiene vivos como humanidad. 
Recomendados
Recomendados