7 escalofriantes modas antiguas que hoy serian ilegales. No creerás que le hacían a las VlRG3NES


Fue en el año de 1837, cuando la época victoriana llegó al Reino Unido, sin duda uno de los reinados más largos de la historia, a cargo de la reina victoria, ¡63 años! pero te has preguntado ¿Cómo eran las mujeres de esa época? ¿Qué estaba de moda? Te sorprenderá saber que muchas de las costumbres de esos tiempos son ilegales en la actualidad, pues aunque no lo creas, la gente de esa época estaba más loca que en este presente. Te darás cuenta que las abuelas también fueron rebeldes, pues…


Cuando tú ni siquiera eras un espermatozoide, ellas ya hacían lo siguiente:

1. La anorexia no es algo nuevo.


Ahora les llamamos anoréxicas, pero hace unos siglos les decían “Ayunadoras”, fue una moda que siguieron decenas de mujeres, inclusive consideraban que era una hazaña, aguantarse el hambre, manteniéndose sólo con agua, las personas a su alrededor las consideraban santas y con poderes sobrehumanos. 



2. Se perforaban los pechos. 


Tal y como lo lees, las victorianas no se andaban con pequeñeces, eso de perforarse las orejas o el ombligo no era nada, ellas hacían lucir sus pechos con un par de lindos aretes. Todo comenzó en el siglo XIX, un joyero inglés y otro parisino hacían este adorno en el cuerpo, se dice que las mujeres pensaban que de esta forma sus nenas crecerían más, pero también se corrió el rumor de que las argollas las hacían sentir más gozo en la cama. 

3. Los tatuajes eran algo muy común. 


Aún en nuestros tiempos hay personas que les siguen haciendo el feo a los tatuajes, quizá se deba a su origen, en la antigüedad los delincuentes y marineros eran los únicos que se tatuaban, pero las cosas cambiaron en la época victoriana. Fue el príncipe de Gales, hijo de la reina Victoria, quien llevó la práctica a la alta sociedad, cuando después de un viaje a Jerusalén, regresó con un tatuaje. Así que para el año de 1898, en Londres ya había más de 100 mil personas tatuadas.

4. Las mujeres se daban amor. 


Así nos vayamos hasta nuestros ancestros, encontraremos que la mujer siempre tuvo su etapa de locura, ya sea por tristeza, la llegada del periodo o problemas con el marido, cualquiera de esos síntomas ya era señal de que padecía histeria. Lo indicado era seguir un tratamiento, que consistía en un masaje pélvico, es decir, darse amor hasta llegar al punto máximo y relajarse por completo. Incluso había consultorios en donde lo hacían, los cuales SIEMPRE estaban llenos. Es bien sabido que en la época victoriana se obligaba a las mujeres castas a tener auto contactos, para que así despertaran su apetito y se casaran más pronto. 



5. Se provocaban los desmayos. 


Por más ridículo que esto te parezca, las mujeres de siglos anteriores fingían desmayos, ¿La razón? Bueno los victorianos creían que no era bueno expresar emociones, ya sea tristeza o felicidad, ¿Quiénes crees que sufrían más? Claro, las chicas no hallaban como disimular, así que su solución era tirarse como escena de telenovela al piso, si eran muy malas para la actuación, entonces cargaban carbonato de amonio para provocarlo. ¡Qué intensas!

6. Mataban por una cintura pequeña. 


Si pensabas que eso de tener una cintura pequeña era sólo fiebre de nuestra época estás muuuy equivocada, pues desde el siglo XIX, mataban por tener cintura de avispa, así que utilizaban corsés extremadamente ajustados, créeme las fajas de ahora son flojas si comparamos, les costaba trabajo respirar, todo por lograr medidas de hasta ¡33 cm! 


7. Degollados en fotografías


Era muy común que las familias victorianas se tomarán fotografías, pues al igual que hoy son los celulares lo último en tecnología y entretenimiento, en aquel tiempo eran las cámaras fotográficas. Curiosamente, existen muchísimos registros de familias de granjeros que se fotografiaron con alguna persona decapitada. Investigadores sugieren que se trata de ladrones, asesinos o abusadores, pues en aquellos tiempos, matar a algún delincuente era algo muy bien visto en la sociedad. 

¡Ves! Las abuelas esconden varios secretos.

Recomendados
Recomendados