5 alimentos que comes todos los días y no te dejan adelgazar. Deja de comerlos y baja de peso


¿Ya te acabaste la lista de dietas? Has probado de todo, la dieta de la piña, jugo verde, vegetariana, la de los 3 días, total que ninguna te ha hecho efecto, sigues batallando cada vez que te subes el pantalón, esos rollitos no se han ido y qué decir de tu condición, cada cuadra que caminas es como si acabaras de correr un maratón, pero es peor cuando después de que bajas algunas tallas viene el rebote y terminas pesando dos veces más que hace un par de meses, ¡Tranquila! Sólo es cuestión de que elimines estos alimentos: 


Deja de castigarte comiendo sólo dos hojas de lechuga al día, además de estar dañando severamente tu salud, tarde o temprano tu cuerpo te gritará que necesita grasa y terminarás comiendo en exceso en algún rincón por ahí. Lo sé, es un círculo vicioso en el que quieres adelgazar, pero no dejar de comer. ¡Se puede!  




Si desapareces estos alimentos de tu dieta, tu cuerpo lucirá increíble: 

1. Leche.


Pero ¿Qué tiene de malo? Es una bebida con la que la mayoría crecimos, desde pequeños nos acostumbraron a beber leche, sin embargo, es un foco de infecciones, está llena de bacterias, hormonas sintéticas, tiene grandes cantidades de grasa que tapan las arterias y por si fuera poco ¡Tiene sangre animal! Así que prácticamente le estás dando la bienvenida a enfermedades como la diabetes, migraña y hasta cáncer. 



2. Harina blanca. 


¿Cómo decirle que no a un exquisito trozo de pan recién horneado? Es claro que hemos sufrido eso de no probar alimentos de harina, pero resulta que cuando pasa por el proceso de refinación, la harina pierde todas sus vitaminas y minerales, también le ponen químicos para blanquearla. Debes dejar de consumirla o terminarás enfermo de la tiroides o con un cuadro diabético. 

3. Soya. 


Aunque en los últimos años la soya se ha puesto de moda en la canasta básica, porque supuestamente es lo mejor para sustituir la leche o la carne, en realidad es uno de los productos más malignos para la salud, pues contiene una alta cantidad de estrógeno, si una persona consume por periodos largos esta hormona puede terminar infértil o con cáncer, así que mejor prueba la leche de coco o almendras. 

4. Refresco. 


Debería ser un crimen seguir vendiendo este tipo de productos,  pues la cantidad de azúcar en cada botella es exagerada, lo peor es que se termina volviendo grasa, y ni creas que por beber los que son ¨Light¨ te salvaste, porque utilizan colorantes artificiales, que al final te terminan dando más hambre y estudios han demostrado que engordas tres veces más que con las que no son de ¨dieta¨. 

5. Jugo de frutas. 


¡NO lo hagas! Hay que admitir que todos vemos un vaso de jugo de naranja y lo relacionamos con salud, una bebida natural ¿Qué podría tener de malo? Bueno resulta que un vaso pequeño contiene hasta 4 naranjas, es decir, 132 calorías por naranja, eso sin contar la cantidad de azúcar y esto sucede con TODAS las frutas. En cuanto a los jugos artificiales la situación es peor, pues menos del 10 % es natural. Lo mejor es que te comas la fruta entera, para que te proporcione la fibra necesaria. 

Recuerda, este proceso es poco a poco, no intentes dejar todo a la vez o no vas aguantar ni una semana. 

Y entonces ¿Cuándo empiezas? 

Recomendados
Recomendados