11 cosas que haces todos los días y que te están enfermando gravemente. La #5 es mortal


Hay costumbres que los seres humanos practicamos sin pensar, ni siquiera nos preguntamos si nos pueden llegar afectar, pero en realidad hacemos cosas todos los días que son hasta mortales...Si enderezaste la espalda al leer estas líneas, no estás tan equivocado, pues la mala postura provoca graves consecuencias, pero incluso hábitos que tenemos para ¨Curar¨ nos terminan haciendo daño y ni siquiera estamos enterados, ¿Quieres saber de lo que hablo? 


Estas son las cosas que debes dejar de hacer antes de que sea demasiado tarde: 

1. No cuidar la forma en que te sientas. 


Cuando te sientas con una mala postura, estas más propenso a sufrir lesiones en el cuerpo. Una postura adecuada significa que todos los órganos se encuentren en su posición original. Si pasas mucho tiempo sentado es necesario que ajustes la silla a tu cuerpo, la columna tiene que estar pegada al respaldo, el cual tiene que estar duro, tu trasero debe abarcar ⅔ de la silla, relaja tu abdomen y endereza los hombros. ¡Tranquilos! No es tan difícil, como parece, una vez que te acostumbras, tu cuerpo te lo agradecerá.



2. Beber leche descremada. 


¿Es más sana?  Bueno esta leche parece ser una de las maravillas del mundo, supuestamente tiene las mismas propiedades pero sin grasas. ¡Mentira! Esta leche descremada no se compara ni un poco con la leche entera, pues durante su proceso, pierde las vitaminas y adquiere sustancias que no son nada buenas para el cuerpo. Le agregan leche en polvo para compensar, pero esta oxida el colesterol, lo cual aumenta el riesgo de un paro cardíaco. 

3. Usar zapatos abiertos. 


Claro que todo el mundo espera el verano, sobre todo las chicas, que están ansiosas por usar los nuevos modelos de sandalias, sin embargo, es mejor que no nos hagamos amantes de este tipo de calzado abierto en las siguientes temporadas, pues aunque no lo creas existe un alto porcentaje en accidentes por cortaduras, piquetes e infecciones en el cuerpo debido a lo abierto de los zapatos. 

4. Comer en el escritorio. 


¿Quién no lo ha hecho? No solamente en el trabajo, también en casa, cuando tenemos mucha tarea o simplemente cuando queremos seguir viendo nuestra serie favorita, no es tanto la postura, si no todas las bacterias que se acumulan en tu escritorio, lo cual tarde o temprano tendrá consecuencias en tu organismo, pero aparte no le estás dando el descanso que se merece a tu cuerpo, necesitas estirar los músculos, cambiar de posición, pues de lo contrario no tendrás una buena digestión.

5. Hacer palomitas en el microondas. 


¡Todos lo hemos hecho! El problema no es meter las palomitas al microondas, lo que pasa es que al hacerlo producen una sustancia química de nombre diacetil, es decir, un aceite aromatizante y sintético. Cuando se evapora va directo a los pulmones y con el tiempo los daña, si quieres evitarlo, puedes dejar que las palomitas se enfríen antes de comerlas. 



6. Ponerte algo frío o caliente para curarte. 


¿Cólicos? Un objeto caliente en el vientre es la solución, ¿Fiebre? Bueno si no tienes nada más a la mano, prueba con una franela mojada, ¿Lo has hecho? ¡No te preocupes! Eso no es tan malo, pero NO debes calentar ni enfriar un área en caso de que sangre, haya una inflamación exagerada,  o por un golpe, simplemente no lo hagas o las consecuencias pueden ser fatales. 

7. Beber agua en extremo. 


¿Dos litros diarios? Cuántas veces no hemos visto los anuncios en los que nos alientan a beber agua, inclusive hay retos, pero tiene que haber un equilibrio, ni muy muy, ni tan tan... Los médicos afirman que cada cuerpo es diferente y por ende no van a necesitar la misma cantidad de agua, es decir, si la persona lleva una vida fitness, o tiene algún problema en el riñón ¡Se vale!, pero si no tienes sed no debes forzarte a beber agua, cuando lo haces en exceso, la sangre se diluye y los riñones tienen que hacer doble esfuerzo para equilibrar tu sistema, así que puede que termines vomitando. 

8. Lentes de sol de baja calidad. 


Pon mucha atención a este punto, pues no se trata de hacerle honor a los lentes de diseñador, simplemente hay que buscar unos de buena calidad, ya sabes lo que dicen ¨Lo barato sale caro¨, y cuando se trata de tu salud, el dinero no debe importar. Lo que pasa es que el plástico económico no protege a los ojos de los rayos del sol y puede provocar quemaduras en la retina. Así que en resumen es más peligroso, que no usar nada. ¡Hay que ahorrar, para unos buenos!

9. Darle de comer a las aves. 


¿Has alimentado a una paloma en el parque? Seguramente tu respuesta es un sí, pues ¿Qué habría de malo? Lamentablemente esta práctica es bastante peligrosa. Existe un alta posibilidad de que una paloma te contagie de psitacosis, salmonelosis, tuberculosis, por mencionar algunas..¿Aún quieres seguir haciéndolo o enseñárselo a tus hijos? 

10. Cruzar las piernas al sentarse. 


Hacer esto es tan malo, que se dedicó una campaña completa en Estados Unidos para prevenirlo ¨El gran cruce¨, ¿Pero qué te podría hacer un simple cruce de piernas? Esta comprobado que hacerlo eventualmente te provocara várices, ligamentos dañados y presión alta. ¡Ves! Luego nos preguntamos por qué con el paso del tiempo se dejan venir todas las enfermedades. 


11. Reutilizar las botellas de plástico.  



Entiendo perfectamente que ahora nos encontremos en épocas de salvar el medio ambiente, y te preguntas ¿Para qué estar comprando y comprando botellas de agua, si se puede usar la misma? Sin embargo, primero está tu salud y por más que utilices jabón para enjuagar tu botella, SIEMPRE van a quedar residuos donde se albergan millones de bacterias, es decir, un sinfín de enfermedades, incluso si utilizas agua tibia. Así que no vuelvas un hábito algo que puede causar un malestar, sobre todo si hablamos de niños o embarazadas.

Y tú ¿Cuántas haces? 

Recomendados
Recomendados