Su cuerpo nunca se desarrolló y la abandonaron. Hoy tiene 19 años, es millonaria y…


A diario surgen historias en el mundo tan inspiradoras que la frase ¨yo no puedo¨ queda tan opacada que llegamos hasta vergüenza de decirla, ¿cómo no podemos sentirnos capaces de hacer algo si no tenemos ningún problema de salud o físico? Pero siempre tienen que aparecer esos héroes de la vida para darnos una lección de cómo se puede hacer todo lo que sueña aun teniendo el destino en contra, y de eso es justamente de lo que te hablaremos hoy, de una artista que ha luchado contra viento y marea con tal de seguir su más grande sueño. 


Su nombre es Girija, nació en Bangalore, India, tiene 19 años pero vive atrapada en el cuerpo de una niña, pesando únicamente 12 kilogramos y midiendo 77 centímetros, esto debido a padecimiento con el que nació llamado agenesia congénita, una enfermedad que impide que el cuerpo se desarrolle por completo y que se tenga una apariencia de un niño durante toda su vida, pero ni esto ha sido capaz de destruir sus sueños. 




Una de las peores cosas con las que tiene que vivir es la poca fortaleza de su cuello y su cabeza tan pesada, que según especialistas que se han hecho cargo de su caso, podría ser una de las causas de provocarle un desnucamiento que terminaría con su vida en cuestión de segundos, por lo que es incapaz de poderse poner de pie, por lo que hasta las cosas más sencillas de la vida diaria resultan un reto constante. 


Pero no te dejes guiar por las apariencias, puede que tenga una apariencia distinta a las personas de 19 años de edad, pero tiene algo que ofrecerle al mundo: arte. Su sentido de la imaginación y la creatividad es increíblemente elevado y poco a poco ha ido forjando su propio futuro a base de colores y su increíble capacidad para dibujar. 




¨No me gusta que nadie me compadezca, he demostrado a todos cuáles son mis capacidades¨, mencionó Girija cuando su historia se dio a conocer a todo el mundo. A pesar de que su madre adoptiva tiene que ayudarle en las actividades más básicas de todo ser humano, como vestirse, bañarse y alimentarse la forma en que ella se siente capaz de comerse al mundo entero es mediante sus dibujos, de los cuales ya puede aportar algo a su casa por la venta de sus obras. Esta mujer sufrió mucho y no solo por su enfermedad, pues cuando nació sus verdaderos padres, una pareja joven de escasos recursos, no podían mantenerla ni ofrecerle los costosos tratamientos médicos, por lo que a la edad de 6 meses la abandonaron en una iglesia cristiana que contaba con un albergue para niños. Afortunadamente para Girija, una de las trabajadoras del albergue se encariño tanto con ella que la llevó a su casa para cuidarla como una hija y así pasaron los años. 


Hoy Girija tiene una vida muy diferente, se ha convertido en un pilar de su pueblo y de su familia pues llega a vender de 4 a 5 cuadros al mes a través del Internet, obteniendo cerca de 4,500 dólares, algo así como 90,000 pesos mexicanos que se los da a su madrastra para que compre todo lo necesario para vivir y seguir pintando, pero no solo eso, Girija también dona muchísimas de sus ganancias, pues en su país, la cantidad de dinero que gana es una fortuna, por lo que esta pequeña ha financiado y apoyado económicamente a muchísimas familias de su comunidad. La llaman "El ángel del pueblo", pues a través de sus dibujos ha logrado llevar felicidad a muchísimas personas. 

En la vida, además de ser una artista reconocida, su sueño es poderse hacer cargo de sus padres, esos bondadosos hombres que la adoptaron, cuando ellos sean mayores y no puedan valerse por si mismos, y así devolverles aunque sea un poco de todo lo que han hecho por ella. 

¿Entonces después de haber visto esto crees que todavía no puedes conseguir tus sueños?

Recomendados
Recomendados